29 julio 2008

El dictador Chávez visita España. ¿para qué?

¿Debe perdonar uno a sus enemigos? La caridad cristiana dice que sí. Pero es bueno anteponer una condición mínima, sólo si muestran su verdadero arrepentimiento. El encuentro entre el petrodictador venezolano y el Rey de España no ha sido precedido por ninguna disculpa del dictador descerebrado Hugo Chávez. No sólo por haber insultado a todos los españoles ofendiendo a nuestro ex-presidente de Gobierno, José María Aznar, sino por haber ahondado en la herida con sus respuestas, provocaciones e insultos al ya famoso, aunque olvidado, "por qué no te callas" de nuestro Rey.

Incluso pocos días antes de recalar en España, el dictador Chávez seguía arremetiendo contra el representante de la Corona española. Pero eso no ha importado nada a un Gobierno socialista y republicano, ni tampoco a una Casa Real que parece hipnotizada por los cantos de sirena del socialismo español. Ahí están las fotos en Marivent para legar a la posteridad que el Rey recibe a Chávez como si ninguno de sus malévolos insultos hubiera tenido lugar jamás, y haciendo ver que su frase y desplante al dictador venezolano fue una cosa de chiquillos. Pero no lo fue. Las palabras de entonces del matón Chávez excedieron lo tolerable. Su pertinaz reiteración raya ya en lo patológico.

Rápidamente el Gobierno y los medios de comunicación afines han justificado el amigable encuentro entre el Rey y el venezolano por lo que salió del mismo, que Chávez nos rebaje el precio de 10.000 barriles de su petróleo un 30%. Si ese ha sido el precio de hacerse perdonar, el Rey debería habérselo pensado dos veces. Hace años, cuando los norteamericanos donaban 400 millones de dólares al Gobierno socialista de Felipe Gonzáles por el uso de las bases militares, el entonces presidente español decidió despreciar aquel regalo sobre la base de que una nación soberana no debe someterse a tales dádivas. Y tenía razón. Otro caso más reciente. El anterior alcalde laborista de Londres, Ken Livingstone, alias el rojo, también se benefició de los regalos de Chávez, quien contribuyó a las arcas de la alcaldía de Londres con energía barata para sus autobuses. Su sucesor, el conservador Boris Johnson, ha preferido cortar por lo sano ese acuerdo que sólo le inspira revulsión y se ha negado a que Chávez le regale nada. Hay mercaderes con los que mejor no juntarse.

El Rey español está acostumbrado a salir en socorro de la economía española y de su sector energético. Lo hizo a mediados de los 70 para paliar con sus contactos en el Golfo el alza del crudo tras el shock petrolero motivado por la derrota árabe en la guerra del Yom Kippur. También en otras operaciones de las que no siempre su imagen se ha visto beneficiada, como aquellos extraños préstamos de KIO a finales de los 80 que quedaron al descubierto por la guerra del Golfo de 1991. Debería saber mantenerse al margen de personajes poco recomendables como es el actual dictador de Caracas. Aunque nos salga más caro el barril de crudo.

Quienes se solidarizaron con el monarca ante los sostenidos agravios del histriónico Hugo Chávez tendrán sin duda preguntas que hacerse tras el cruce de complicidades que se ha dado en Marivent. Es una desgracia, pero lo que le conviene al Gobierno no siempre le conviene a la Casa real.

15 comentarios:

Esteban dijo...

Escribir sobre el dictador payaso es melancólico. Escribir sobre su anfitrión español es otorgarle un rango a quien no lo merece. Escribir sobre Zapatero y Chávez es, pues, un desprecio a la razón. Un desatino.

Y, sin embargo, quiero escribir pero, como diría César Vallejo, me sale espuma. ¿Quiero ultrajarlos? No, quiero compensarlos con lo que más necesitan sus almas purulentas. Sólo quiero insultarlos. Sí, a él, el militar golpista, y a sus sonrientes palmeros españoles. A él, el dictador incivil e irresponsable, y a las criminales sonrisas de esos sindicalistas de academia que lo han condecorado con la medalla del alma mater. A él, que produce miedo cuando guarda silencio, y a ese populista de cartón piedra que lo pasea por Toledo. Sí, en efecto, a todos los insulto, porque es lo que más desean para afirmar sus pobres almas rencorosas.

Quiero gritar ante sus rostros abotargados de mentiras y sangre venenosa: oportunistas. Habéis querido cambiar a un demócrata, Bush, por un dictador payaso. Lo pagaréis caro. O peor, lo pagaremos todos los españoles. Habéis cambiado la excelencia por la rala plebeyez del estulto. Habéis, pues mostrado vuestro verdadero rostro: el resentimiento hacia lo grande y verdadero. España en ruina ya no tiene modelos para detener el derribo.

En fin, palmeros del dictador, no olvidéis el crimen de Chávez, o mejor, a los millones de víctimas de su criminal política. Chávez ha conseguido que emigren, o se exilien, en los últimos cinco años los profesionales mejor preparados de su nación. Más de un millón de venezolanos viven fuera de Venezuela. Chávez ha eliminado cualquier atisbo de una sociedad civil madura y una esfera pública genuinamente democrática. Y, sobre todo, Chávez ha cometido el peor de los crímenes: el "ciudadano", el hombre, venezolano ha perdido cualquier esperanza de ejercer su ciudadanía.

Y mientras tanto... Es necesario soportar, aguantar, luchar. Y reír con la lectura de las obras de Aquiles Nazoa, un clásico, el más grande humorista de Venezuela, que se adelantó cincuenta años al encuentro de Zapatero y Chávez, cuando versificó esta "fábula con zorro y gallinita":

"Viendo una gallinita enfermo a un zorro,
acudió conmovida en su socorro.

Y lo trató tan bien
Que el zorro se curó en un santiamén.

Y el final fue que el zorro de este cuento
Dio una fiesta exquisita
y celebró su restablecimiento
comiendo gallinita."

Anónimo dijo...

El 73% de los internautas (4227 votos) considera que la imagen de Chávez quedó totalmente devaluada tras el incidente con el Rey.

http://www.20minutos.es/encuesta/2155/0/0/

andres (Venezuela) dijo...

Larga vida a su Majestad!…

Que se puede esperar de un personaje como el Dictador Venezolano…

pero algún momento terminará… seamos optimistas

Una venezolana dijo...

Chavez, se adueña del poder con engaño y habilidad, distorsionando la realidad y escondiendo siempre las cartas bajo la manga como cualquier jugador tramposo, si lo sabre yo que trabaje en instituto donde se llevaban a cabo parte de estos trabajos…

Anónimo dijo...

Venezuela es un “estado frustrado”, caótico, sin autoridad estatal: como en el Chile de Salvador Allende el pueblo ha votado a quien no debería votar. Es la “fórmula Nixon-Kissinger”.

elena zabaleta dijo...

No importa que el pueblo venezolano haya elegido dos veces a Hugo Chávez
Presidente por abrumadora mayoría, tampoco es destacable que las elecciones en
Venezuela sean las más controladas por observadores internacionales. Para la
prensa española el presidente de Venezuela siempre será el "dictador Chávez".

Juan dijo...

Chávez, menudo mamporrero está hecho ese payaso vestido de color rojo como la sangre de muchos venezolanos esparcida por su culpa.

menudo guasón.

Anónimo dijo...

Chávez será un payaso, un dictador, un mamporrero, todo lo que querais,pero mas imbéciles son zETAp y el borbón con recibirle. Al enemigo ni agua, y el gorila rojo ha insultado al pueblo Español, se ha reido de nosotros, ha ninguneado a la justicia Española ( si la hay, claro esta ) pasando por espacio aereo Español proveniente de Francia sin permiso. Este hombre de que va? Y los dirigentes que permiten sus visitas? Asi nos toman como nos toman en todo el mundo. Por payasos, por lelos y retrasados mentales. Si es que eso es lo que conlleva tener un desgobierno de rojos resentidos republicanos. En fin. Saludos. Lalo.

Anónimo dijo...

Este dictador IGNORANTE y MALBICHO que es Hugo Chávez es lo peor de lo peor.

Tiene a todos los venezolanos a pan y agua, sometiéndoles con mano de hierro a sus descerebrados caprichos.

Viene a España gracias a nuestro ridículo ZP con la intención de vendernos el pero petróleo del mundo. Y digo 'el peor' porque contiene niveles de azufre realmente altos. Este petróleo hay que refinarlo y solo lo hace una empresa USA (que te parece). Total que al final de la película, la mierda de petróleo venezolano nos saldrá muchísimo más cara.

Lo dicho, menudos aliados... menos mal que la gran mayoría de españoles conocemos a estos dos personajillos. Cuando termine la era ZP volveremos a ser lo que fuimos con Aznar. Una nación respetada por Europa y EE.UU.

Ana María dijo...

Y mientras tanto uestra 'lozana' De la Vega Vieja, sigue entregando dinero a manos llenas a paises que nunca aportarán nada a cambio a España. ¿Es que en nuestro país no nos hacen falta esos euros que están repartiendo?

Un saludo.

Martha Colmenares dijo...

Caramba, caramba... Pero tu lo has sabido decir
Un abrazo

huelga general dijo...

las oficinas de inem empiezan a colapsar

http://huelgageneral2008.blogspot.com/

HUELGA GENERAL EXTRA-SINDICAL EL 31/10/2008

Vengador dijo...

Tengo que deciros que nuevamente el 'Anónimo' que no aportó nada, ha vuelto ha escribirnos en 'su línea' y paso de publicar sus memeces racístas, de poca cabeza, sosas y sin el más mínimo sentido de la educación.

Este imbecil dice que todos los que no votamos al hipócrita de ZP vivimos en chalets con piscinas, etc.. Vamos una batería de gilipolladas que abruma y te de que pensar si todos los votantes del PZOE son iguales. me consta que no, gracias a Dios.

Bueno, acaba diciendo 'vivas' a la 'Repúdica' Española (jajaja), a Hugo Chávez (que te parece el pajarito este), y que ¡¡España es roja!! JA JA JA JA JA..

Espero que vuelva ha escribir porque me lo paso bomba con este tipejo inculto y sin literatura educada.

Un saludo.

Esteban dijo...

Hola a todos. Yo propongo hacer otro blog donde se publiquen las gilipolleces de tios como el que escribe.

De vez en cuando va bien reirse un poco porque ya está bastante triste la politica española. Unos cuantos idiotas como el que dices vendrían muy bien para mofarnos.

Un saludo y adelante hasta sacar democráticamente a ZP del desgobierno separatísta español.

Anónimo dijo...

Me parece que el Rey no debió haber recibido a Chavez, debió enviar un asistente en vez y alegar cualquier cosa. En cierta forma, incluso si no es lo que se pretendió, se dio a entender que el Rey es un débil.