11 marzo 2008

Resaca electoral

La victoria del PSOE puede haber decepcionado, e incluso llevado a un irremediable fatalismo a tantos y tantos ciudadanos que durante cuatro años de nefando gobierno zapateril han visto cómo se lanzaban continuos órdagos a la unidad, libertad e igualdad de los españoles. Más aún, los modos –todos lo hemos visto– han sido, sí, zafios y mezquinos, como amparándose en lo que semeja un imparable descenso a los infiernos de la vulgaridad y el proselitismo mediáticos más descarados.

Sí, todo eso es verdad. Pero de los resultados obtenidos en los últimos comicios hay signos que auguran, si no consolidan ya de facto, la extensión y el fortalecimiento de un movimiento social abanderado por el único partido que, al menos hoy por hoy, puede defender las garantías constitucionales en una España amenazada por muy diversos frentes, el Partido Popular. Eso sí, con la confianza en que a corto plazo la izquierda nacional acabe aglutinada en el liderado por Rosa Díez. Precisamente la Fundación DENAES para la Defensa de la Nación Española se ha ocupado, desde su origen, en poner de relieve y denunciar tanto las amenazas explícitas como las implícitas que acechan a la Nación española.

Que la derrota del PP no se sobredimensione, ni eche por tierra el liderazgo de Rajoy, ni, menos aún, provoque conclusiones tan absurdas como atribuir al "caso Gallardón" un supuesto efecto negativo, especialmente delirante a la luz de los resultados.

Pasada la resaca electoral conviene hacer un análisis más sosegado que evite tanto los consuelos absurdos como los no menos injustificados catastrofismos. Si exagerado hasta lo ridículo nos pareció el triunfalismo vivido en Génova la noche electoral –declaraciones de Pío García Escudero y botes de Rajoy ante la afición incluidos–, no menos injustificadas nos han parecido algunas voces que este lunes prácticamente incitaban al líder del PP a arrojar la toalla, al tiempo que pedían un profundo cambio en la dirección del principal partido de la oposición.

Ni una cosa ni otra se sustentan a la luz de los resultados. Es innegable que la nihilista estrategia liderada por Zapatero –llamémosla Pacto del Tinell, "cordón sanitario" o "frente anti-PP"– ha conseguido que cientos de miles de votantes nacionalistas y de IU compensaran la ocultada pero innegable pérdida de cientos de miles de votos más "centrados" que el PSOE ha sufrido como consecuencia de su deriva radical y nacionalista.

Ha sido el monumental trasvase hacia el PSOE de votos procedentes de la izquierda y del nacionalismo el que ha permitido, con un diferencial a su favor de poco más de 38.000 votos, compensar los más de 700.000 votantes que el PSOE ha perdido en favor de UPD y el PP. De hecho, el Partido Popular ha tenido los segundos mejores resultados de toda su historia, con más de 400.000 votos más que en las pasadas elecciones, un resultado que bien le podría haber dado una ajustada victoria electoral de no haber fagocitado el PSOE a sus radicales compañeros de viaje.

Valga esta reflexión para que la derrota del PP no se sobredimensione, ni eche por tierra el liderazgo de Rajoy, ni, menos aún, provoque conclusiones tan absurdas como atribuir al "caso Gallardón" un supuesto efecto negativo, que resulta especialmente delirante si vemos el histórico triunfo cosechado por el PP en Madrid.

Si no cabe el catastrofismo en las filas del PP, todos debemos ser conscientes, sin embargo, del preocupante panorama al que se enfrenta nuestro país: Zapatero tiene, aritméticamente, distintas posibilidades de gobierno. Un pacto de legislatura con CiU sería por sí solo suficiente para la gobernabilidad, si bien esta es una posibilidad harto dudosa, pues ni a Zapatero le interesa tensionar sus relaciones con el PSC, ni al partido de Mas favorecer la gobernabilidad de quienes en Cataluña mantienen a su partido en la oposición.

Zapatero puede, sin embargo, reeditar el pacto con sus disminuidos socios de Esquerra e IU, ampliándolo con el apoyo del BNG, y sin olvidar nunca al PNV. De hecho, Zapatero también puede gobernar en solitario llegando a acuerdos puntuales con las distintas formaciones para según qué temas. No obstante, ningún giro al centro sería creíble por parte de un Zapatero al que le interesa conservar el electorado logrado con su apuesta radical.

Un país al que le acecha la crisis económica y la liquidación de su régimen constitucional, gobernado por un nihilista como Zapatero, al que no le importa los dramas ni las tensiones si eso redunda en su propio beneficio, es un panorama lo suficientemente preocupante como para, encima, someter desde dentro a innecesarias convulsiones al principal partido de la oposición. Los resultados son lo suficiente buenos para que no le falten ánimos a quien, como Rajoy, solo se le puede pedir voluntad para seguir adelante.

Ahora, pues, tras una victoria tan compleja y ese aviso etarra ad posteritatem maculado de sangre, el PSOE no tiene más remedio, quiéralo o no, que definirse. Y ahí está un Partido Popular recién fortalecido, más cohesionado que nunca y jamás tan bragado en la defensa de la Nación española para que, si Zapatero se decide por la última opción, pueda llegarse un gran pacto de Estado a través del cual se reformen las instituciones y se solucionen por fin los cada vez más acuciantes problemas de los españoles: el terrorismo, la amenaza separatista y una inmigración descontrolada que acabará pasando factura en medio de una brutal crisis económica. Si, por el contrario, persiste el Gobierno en las cesiones a los enemigos de España y en la destrucción del poco entramado constitucional aún virgen, habrá que dar la razón a los pesimistas de hoy y temer una ruptura social y política en esta gran Nación de dramáticos e impredecibles efectos.

14 comentarios:

Asturiano dijo...

Los resultados electorales del 9 de marzo nos dejan un mapa político que ofrece muchas y variadas lecturas. Para empezar, Rodríguez Zapatero ha ganado las elecciones. Lo ha hecho en votos y escaños. Pero una vez reconocido esto, lo cierto es que es una victoria más complicada de gestionar de lo que inicialmente parece.

El Partido Socialista no puede gobernar en solitario. Tiene ante sí dos bloques de pacto. Uno sería con Convergencia i Unió y el otro estaría compuesto por ERC, BNG y NaBai. En principio, la opción con menores sobresaltos para Zapatero sería con los convergentes, pero es verdad que esa alianza parlamentaria en Madrid podría provocar la ruptura del Gobierno catalán compuesto por PSC, ERC e ICV. Ambas posibilidades son viables, pero también conllevan una hipoteca muy alta. Y más cuando el Estatuto de Cataluña está pendiente del Tribunal Constitucional.

En estos momentos, y luego del claro mensaje de los ciudadanos que han dicho que quieren un Gobierno de carácter nacional sin hipotecas con los nacionalistas, Zapatero no lo tiene fácil, pero ciertamente la clave de esta legislatura la tiene el propio presidente del Gobierno. Rodríguez Zapatero ha puesto en marcha en la primera legislatura una serie de políticas sociales radicales y un cambio profundo en el modelo de Estado. Pero no por una cuestión de estrategia. Zapatero es así. Es un político radical, que no tiene reparo en fomentar la división y la fractura, que no ha tenido problemas para mentir las veces que ha querido y que ha marcado siempre la distancia con el Partido Popular.

Con estos antecedentes es muy complicado creerse que Zapatero se vaya a moderar. Hay que recordar que ha tenido varias ocasiones para hacerlo durante los pasados cuatro años y que ha sido él quien ha dinamitado todos los puentes que podían unirle con el PP; ha destruido todos los diques de contención para una sana convivencia y ha desmontado todo el andamiaje de seguridad de la España democrática. Todo lo que ha hecho lo ejecutó con frialdad y precisión, sabiendo perfectamente lo que estaba haciendo. Absolutamente todo.

Así pues, empieza una nueva legislatura en la que Rodríguez Zapatero tiene que decidir cuáles serán sus socios. Después de cuatro años de Gobierno, el discurso del talante y del pacifismo ya está agotado. Le faltan recursos a la hora de gestionar el día a día, no tiene gente de calidad en su gabinete y no para de alimentar la exclusión del Partido Popular de la vida pública. Si Zapatero con una mayoría exigua no ha soportado la crítica, ahora que dispone de una más amplia puede ser demoledor para la libertad de expresión. No hay mucho motivo para tener esperanza en el cambio. Zapatero es como es y no va a salir de sus casillas. Estamos ante un presidente radical, al que España no le importa, y que antepone su propia supervivencia política a las cuestiones que nos afectan a todos. Esto es lo que hay.

Nada más, un saludo a este magnifico Blog

elenco dijo...

Carta abierta a Sandra Carrasco en la victoria limpia del PSOE
Hoy hay un gran motivo de felicidad , Sandra. Aquellos que usaron el dolor brincan de alegría por sus triunfos mientras queda la soledad en la tumba de tu padre y de tu vida. Así es la vida como la muerte que poseen su propio baile y ritual; la diferencia es que los que bailan vivos se aprovechan de los que yacen cadáveres como si fuera una Ley de existencia, como es la Ley de lo finiquitado.

Tu padre estaba este Domingo ante las urnas, aunque sus emociones fueran inexistentes en contraste con la algarabía de quienes sabían que la tensión y la dramatización eran muy positivos para los objetivos propuestos , aún con la negatividad que supone perder a un ser querido de manera tan demencial como rastrera.

Ya nada importa para él pero sí , desgraciadamente, para ti y por toda una vida. Cada segundo marcará los momentos de la ausencia pero siempre podrás sentirte satisfecha de influir en el destino de millones de personas recordándote en tu mitín electoral que pasó por espontáneo para muchos que votaron después por su propia disolución; los años dirán.

Espero que seas arropada con el mismo calor altruista del socialismo que proclamabas a los cuatro vientos; que seas una enchufada al sistema de los privilegios como Eduardo Madina tan recompensado y favorecido como VÍCTIMA mayor del Reino de España a tenor de lo que cobró como indemnización.

Poseer un carné socialista es una prebenda que puede minorar las tragedias como no lo hicieron con los hijos huérfanos del matrimonio Becerril o tantos cientos de minúsculas víctimas. Como bien sabes, el que es del PP es un manipulador y merece encerronas sucias para limpiar el buen nombre de la familia socialista y no merece atención sino el desprecio público.

Por eso me alegro de que el ataúd de tu padre fuera llevado a hombros por tan apenados comparsas que , casualmente fíjate tú, pactaban con los asesinos de Isaías quienes más tarde le ordenaron ajusticiar.Es gratificante rodearse de tan cristalinos amigos que siempre te agradecerán el detalle de haber estado a tu lado en el llamamiento masivo a las urnas para honrar el sacrificio de tu papá.

Aún te recuerdo en esta España de charanga y pandereta- porque lo de ” cerrado y sacristía” te importará un bledo como diligente socialista- agitando dicha pandereta para regocijo de lo políticamente correcto- hoy todos lo celebran- aunque supusiera una clara influencia manipuladora en una jornada de reflexión. Nunca sabe uno cuando ha de ejercer política aunque el dolor impida articular palabra y menos dirigirla tan atinadamente. Todo un portento de celeridad en el propósito, Sandra. Ahora puedes reposar.

Te aconsejo de todo corazón que uses del agradecimiento del PSOE que tanto te debe para que te incluya en listas aparte de la Víctimas del Terrorismo donde Eduardo Madina no parece estar. Ello puede solucionar tu vida y la de tu familia porque hay favores que no tienen precio.

Hoy danzan los que ayer se retrataban con semblante serio a tu lado mientras comentan entre copas la buena suerte del destino, eso sí, trágico. Pero las casualidades de la vida son así ¿ verdad?

Te deseo lo mejor de todo corazón aunque hayas abocado a otros hacia un incierto futuro de 4 años.

Me reconforta saber que tu padre estará muy orgulloso de ti.

Atentamente ,que no falte el calor humano en tu vida ni los que te consolaron, tan altruistas ellos, en días tan señalados .

Libertad dijo...

El escrutinio de las papeletas del CERA (Censo de españoles residentes ausentes) ha concedido al PP el sexto escaño por Barcelona en detrimento de CiU que pasa de siete a seis. Este escaño ha estado ha sido disputadísimo ya que al aplicar la Ley D'hont para la atribución de escaños el séptimo cociente de CiU y el sexto del PP son prácticamente iguales.

Antes del escrutinio del CERA la diferencia en los cocientes era solo de 11, 77.735 el séptimo cociente de CiU y 77.724 el sexto del PP, por lo que al PP le bastaba con unos 70 votos más que CiU para recuperar el escaño. El recuento del voto emigrante no ha sido menos disputado, con una diferencia de tan solo 238 votos: 3.927 para los populares y 3.689 para CiU. En todo caso suficiente para el PP. Antonio Gallego Burgos, número seis del PP y concejal en el Ayuntamiento de El Prat del Llobregat, es el principal beneficiado, en detrimento del número siete de CiU, Manuel José Silva Sáchez.

Ahora hay que esperar a que la Junta Electoral de Barcelona resuelva este jueves la impugnación de varias actas para que se confirme definitivamente el escaño número 6 del PP por esta circunscripción. De ser así sería el octavo escaño en Cataluña, lo que supone para el partido de Daniel Sirera una subida de dos diputados con respecto a 2004. Antonio Gallego Burgos. Si se lo lleva CiU será para Manuel José Silva Sáchez.

madrileño facha dijo...

!!!!!se siente se nota madrid no es roja¡¡¡¡¡¡

Vengador dijo...

Para elenco.

He permitido tu publicación porque en este blog no se censuran las aportaciones correctas y educadas pero también tengo que decirte, elenco, que no estoy a favor de muchas frases que en tu carta has puesto.

El terrorísmo etarra es una lacra que estamos arrastrando ya desde hace muchos años, demasiados y que nunca hay que bromear con estas cosas.

Hay que unirse para derrotarlos con los instrumentos que la Ley tiene para estos casos.

Santiago dijo...

OTRAS VÍCTIMAS DEL TERROR REPUBLICANO

"El Gobierno de la memoria histórica recibe con frialdad el hallazgo de la fosa que podría contener los restos de Nin"

Lo adelantó ABC en su edición de este miércoles. La fosa encontrada en Alcalá es de la Guerra Civil. Se cree que en esa zona en la que se ubicó un campo de concentración republicano podrían estar los restos de Andreu Nin, líder del POUM, y víctima de las brutales matanzas perpetradas en el bando republicano contra los miembros de este partido. El Gobierno tan entusiasta de la memoria histórica cuando los "malos" son los del bando nacional, en este caso se muestra cauto y dice que corresponde al juez determine si hay que buscar más fosas

¿Porque el PSOE no quiso sacarlo a la luz estas pasadas elecciones? ¿Tenía miedo de repercutir con esto a 'su' memoria historica?

Ana María dijo...

¿Dónde se ha metido el ayatolá del talante y la memoria?.¡Oh, ven señor Rodrí. y danos luz a a estos ignorantes españoles!. ¿Cómo es posible que ahora aparezcan fosas creadas por "los divinos y santos mártires de la sacrificada répública?...Seguro que es cosa de Aznar.

Pedro dijo...

Hay un refrán que dice: "la porquería cuanto más se mueve más hedor desprende. Z te veo con mascarilla por tu sectarismo indecente. La memoria debe de ser imparcial, objetivo, tal cual ha sucedido la historia y no tergiversándola como tú Z has hecho. Esto, tarde o temprano, te estallará en tus mismas narices y no podrás aguantar el hedor de tu propio sectarismo. El problema es que esta falsificación de la historia que tú has hecho nos va a arrastrar a todos los españoles que teníamos por zanjado el tema antes, durante y después de los años hasta que tú y tu ignorancia cerebral llegaste al poder. ¿Cómo un presidente de gobierno, puede ser tan ignorante y sectario? Sencillo porque tus escasas neuronas fueron corrídas por tu odio interior a todo lo que significa España, los españolles y su historia. ¡Lástima que tengamos que aguantarte otros cuatro años! Aunque, para ser sincero, espero que no termines tu podrida legislatura.

Anónimo dijo...

¿Y AHORA QUE? ¿DONDE ESTÁ LA MEMORIA HISTORICA, Sr. Rodri...?. Quiza ahora no interese de momento hablar de ella, hasta que lo de este descubrimiento se olvide. ANDREU NIN, fue uno de los muchos comunistas que murieron en manos de sus propios compañeros comunistas (SERVICIOS SECRETOS DEL MOVIMIENTO STALINISTAS-SOVIETOS, JUNTO CON LOS SERVICIOS SECRETOS DEL COMUNSMO ESPAÑOL). Bien, parece ser que poco a poco van saliendo las verdades de las tumbas, y no parece que todas fueran de un solo bando. Mejor dejemos a los muertos descansar en PAZ y ocuparnos de los vivos. Hablemos y luchemos mejor por la MEMORIA PRESENTE, por la cuenta que le tiene al Sr. Rodri....

Yodi dijo...

El desmemoriado Z solo se interesará si aparecen de entre esos huesos los de su abuelo.

Pablo Gómez dijo...

Que nadie se engañe: nada significativo cambiará durante esta legislatura. Zapatero es el de siempre. Es más, ahora procurará llegar aún más lejos. Zapatero no ha sido radical por conveniencia, sino por convencimiento. De modo que, ahora más que nunca, va a insistir en lo mismo.

Esteban dijo...

Es cierto Pablo, Zapatero no ha sacado aún la patita, pero es evidente que lo hará. Este viernes, en la rueda de prensa final del Consejo Europeo de Bruselas, no ha ocultado su verdadera actitud en cuestiones clave como es la lucha contra el terrorismo, por ejemplo. El presidente ha hablado de la necesidad de un consenso en la lucha contra ETA, pero ha especificado que dicho consenso se construye con el apoyo de la oposición al Gobierno, y no del Gobierno a la oposición. Es decir, para Zapatero el Partido Popular debe plegarse a su estrategia, sea cual sea, aunque fuera el GAL o la claudicación ante el terror. Si en la pasada legislatura el PP hubiera aceptado la rendición del Gobierno ante ETA, la complicidad habría dejado a los españoles de bien sin nada a lo que asirse.

Martha Colmenares dijo...

Muy bueno tu análisis. Lo comparto.
Saludos, Martha

Vicenterm dijo...

Imagino que a medida que esta legislatura vaya pasando, el PSOE tendra que ir radicalizando su discurso, si la izquierda y los independentistas no se hubieran volcado en el apoyo al PSOE, quizá el resultado de Rajoy hubiera sido muchisimo mejor, pero... ¿hubiera bastado?.
El PP puede convertir en positivo lo que parece negativo, de haber ganado sin mayoría absoluta lo hubiera tenido francamente mal.
Si el partido de Rosa Diez progresa y el PP es hábil, el PSOE podría convertirse con el paso del tiempo en un sustituto de I.U. en lo ideológico; parece imposible y absurdo, pero si el PSOE le arrebata a IU electorado y militancia, para paliar una pérdida de gente de izquierda moderada a las filas de UPyD, haciendo que desaparezca IU, arrinconándola en la marginalidad, la actual victoria del PSOE podría ser el comienzo del final del propio PSOE.