07 enero 2008

El PSOE es consciente de que puede perder las elecciones del 9 de marzo

Quedan apenas dos meses para las elecciones y las encuestas no son nada halagüeñas para los socialistas de ZP. Los gobiernos de UCD y PP mejoraron los resultados de sus primeras victorias y que el PSOE de 1986 no hiciera lo mismo con los resultados de 1982 no permite hablar de ellos más que como un éxito. Pero Zapatero llegó al poder con una precaria victoria y las últimas encuestas parecen indicar que, al contrario de lo ocurrido con Aznar (con una victoria incluso más limitada), no sólo no mejorará sus resultados sino que podría incluso perder las elecciones. De ser así se produciría un hecho inédito en la democracia española, y es que un presidente en el Gobierno no alcanzase una segunda legislatura.

Desde el Gobierno son muy conscientes de su situación, y tiemblan al ver el abismo de una posible derrota electoral, que es hoy más probable que nunca, sin ser, ni mucho menos, segura. De darse el caso su perspectiva resulta muy poco alentadora para los sociatas, ya que, de repetirse con Rajoy la experiencia de Suárez, González y Aznar, se verán en la oposición al menos durante dos legislaturas. El PSOE se la juega en estas elecciones y está dispuesto a cualquier cosa con tal de no ceder el poder.

No es que esto último resulte una novedad, claro está. Pero ZP no sabe ya a qué acudir. Hasta el momento ha basado su estrategia en unos pocos elementos, y todos parecen haberse desmoronado, aunque nunca del todo. Claro es que la negociación con ETA ha sido un fracaso, pero es un elemento axial de su estrategia de transformación de la política española y no desaparecerá con Zapatero en el poder o en la oposición, pero ahora está "dormida", a la espera de ser despertada cuando las circunstancias sean propicias. La decisión del Gobierno de sacar a los jefes de ETA de la lista negra de la Unión Europea se suma a muchas otras pruebas. Las cortinas de humo, como la retirada de las tropas de Irak, el embrujo del no a la guerra, el matrimonio homosexual, el llamado "giro social"... ya no sirven. Cada nuevo golpe de efecto es más ineficaz que el anterior y los últimos han sido muy alicortos.

Para llegar al 9 de marzo con algunas garantías, los sociatas necesitan tener a sus votantes movilizados, y han encontrado en un acto ciudadano, en la concentración de la Iglesia en defensa de la familia cristiana, un nuevo filón. No se trata sólo de que den rienda suelta a su sectarismo sin medida, es una llamada al sectarismo de muchos de sus votantes para fidelizarles.

Pero aún queda el momento definitivo, el que enfrenta a cada uno de los ciudadanos ante la responsabilidad de su voto. Y para más de uno el sentido del mismo (o la decisión de ejercerlo o quedarse en su casa) dependerá del éxito de los socialistas en su estrategia de movilización permanente. No le será fácil, especialmente cuando los problemas de verdad, que no son el hecho de que unos ciudadanos decidan compartir sus valores en una concentración legítima, sino la evolución del Euribor, el papel creciente de los terroristas de ETA en la política o la pérdida de relevancia internacional de nuestro país, se hagan más presentes.

8 comentarios:

Tomás Zegudo dijo...

4 años de desgobierno han sido suficientes como para ver la forma de gobernar de este payaso.

España necesita un cambio de rumbo profundo en su política nacional e internacional. hay que dejar de lado para siempre estas amistades tan peligrosas (Chávez, Evo, Castro) y retomar el diálogo con paises de nuestro mismo nivel político y democrático.

Es hora de pensar que nos jugamos el futuro de nuestros hijos, de nuestras creencias, de España...

Un saludo y magnífico blog.

Marcelo dijo...

En una verdadera democracia los ideales de los ciudadanos deberían verse reflejados en el parlamento. No ocurre así en España, donde existe un preocupante alejamiento entre lo que quiere el pueblo y lo que quieren los políticos. Pero eso no es de ahora, viene de lejos. ¿Acaso los votantes de Aznar querían perpetuar las matanzas de las clínicas abortistas, instaurar la píldora abortiva como método anticonceptivo o crear la ley de parejas de hecho?

Y en estos cuatro años, con Zapatero, igualito que con el PP. Queda demostrado con los intentos de aplicación de muy diversas leyes que de ninguna forma pide la sociedad: el aborto, la eutanasia, la ley del canon de la SGAE , la implantación obligatoria de la educación para la ciudadanía, el matrimonio homosexual, la rendición ante ETA…

Esta vergonzosa separación entre lo que quieren los votantes y lo que hacen los políticos también queda demostrada en los elevados índices de abstención de las diferentes convocatorias electorales: estatuto catalán, constitución europea, etc. Está cada vez más claro y acentuado: los partidos van por un lado y los ciudadanos vamos por otro. Lo que prometen en campaña lo incumplen cuando gobiernan. Lo que callan en campaña lo aplican por decreto desde el poder. Creo que va siendo hora de dar paso a los grandes ideales de nuevos partidos como Familia y Vida.

No podemos seguir siendo ninguneados por políticos sin vergüenza. Esta vez es nuestro deber votar en conciencia.

El Cerrajero dijo...

Con la excepción de los que están chupando del bote --lo comprendo, la carne es débil-- no entiendo como puede haber nadie más que esté dispuesto a votar a Rodríguez el Traidor.

¡Tratamiento psiquiátrico gratuito ya para los pobres borregos giliprogres! xD

Martha Colmenares dijo...

Esperemos que pierda zETA.
Un abrazo, Vengador.
Martha

creditos dijo...

Zapatero o la estupidez hecha carne.

En el prólogo que escribió ZP para el libro de Jordi Sevilla "De nuevo socialismo" figura el siguiente párrafo estremecedor:

"Ideología significa idea lógica y en política no hay ideas lógicas, hay ideas sujetas a debate que se aceptan en un proceso deliberativo, pero nunca por la evidencia de una deducción lógica"

¡Que Dios nos pille confesados!

Vengador dijo...

Tienes razón 'creditos'. Por eso no podemos seguir siendo ninguneados por políticos sinvergüenzas.

Esta vez es nuestro deber votar en conciencia.

Legionarius dijo...

En el caso de una victoria zapateril en las elecciones quedará demostrado que vivimos en un país de borregos.

un saludo español

creditos dijo...

Leguina discrepa y deja la vida política

Podemos leer en su esclarecedor blog: “No he de ocultar – a la hora de la despedida- que hay muchas y relevantes políticas orgánicas y, sobre todo, públicas puestas en marcha por la actual dirección del PSOE con las que estoy en desacuerdo, pero eso no quiere decir que haya dejado de sentirme y de ser socialista. Lo soy y lo seguiré siendo. Tampoco he pensado ni por un momento en abandonar el Partido. Ahora bien, defiendo mi derecho a discrepar, es decir, que puedo argumentar contra las políticas de las que discrepo. Y no me vale – como argumento para intentar taparme la boca- eso de que “las críticas favorecen al PP”, pues es ése un pretexto miserable detrás del cual se ocultan la falta de ideas y la vocación de censor.”.

Lástima que personas serias y cabales como Joaquín Leguina abandonen la política, aunque siempre puede pasar como con los toreros… y algún día vuelvan por lo del “gusanillo”.