24 julio 2007

Carta al Presidente ZP de uno de esos millones de católicos a los que denigró ante las juventudes socialistas.

Prioridad de la fe: Soy uno más de los millones de españoles católicos a los que Vd., Sr. Presidente, aludió en su discurso a las Juventudes socialistas... Estamos dispuestos a defender nuestra fe y todas las leyes justas...

Prioridad de la fe

Sr. Director:

Soy uno más de los millones de españoles católicos a los que Vd., Sr. Presidente, aludió en su discurso a las Juventudes socialistas. Mire, estamos dispuestos a anteponer nuestra fe cristiana a todas las leyes injustas emanadas del Parlamento de la nación, por mucho que usted y su partido, se empeñen en imponérnoslas.

Juzgamos injustas e inicuas las leyes vigentes del aborto, del divorcio expréss, de los gaymonios, de la manipulación de embriones, y las que pretende dar sobre la eutanasia y sobre la EpC. Fundamentamos nuestra postura en los referentes inamovibles de la revelación divina, de la naturaleza, de la propia conciencia, en la enseñanza de la Iglesia y el ejemplo de millones de cristianos, que nos han precedido, dando la vida por su fe. Rechazamos las imposiciones arbitrarias del Estado laicista, basadas en el relativismo, en ideologías partidistas, en el subjetivismo y en la influencia masónica.

En vano va a luchar contra el derecho natural, prioritario y democrático de los padres, de escoger la educación que quieren para sus hijos, frente a la imposición anticonstitucional del Gobierno y del estado que no puede ni debe legislar sobre la vida privada de los ciudadanos. No olvide que la Iglesia y los que la formamos, nunca iremos contra las leyes justas; pero sí contra las que agreden los derechos fundamentales de las familias, la conciencia y la fe de los ciudadanos.

David Val

Texto extraido de: Valencia Liberal

3 comentarios:

Martha Colmenares dijo...

Muy buena respuesta. Que grave Vengador, este señor es un fundamenttalista anti natura, al estilo de los "Illuminatus", de orígen persa, luego con los masones, tenían como objetivo, acabar con la religión católica. Suficientes razones para unir esfuerzos, preciso la defensa de nuestras convicciones éticas, morales, de la dignidad y la decencia, y por supuesto por las libertades. Un abrazo desde Venezuela, frecuentemente vengo a visitarte. Martha Colmenares

Vengador dijo...

Gracias Martha. Un cordial saludo y sigue así.

Geshcann dijo...

Lo de ZP ya clama al cielo,nunca mejor dicho. Qué pretende atacando de esta forma a tanto potencial votante, mirandolo desde el punto de vista meramente electoralista está renunciando a un buen saco de votos... no tiene a nadie que le aconseje?? o es que prefiere encerrarse y atrincherarse con un radicalizado y especifico sector social??