03 marzo 2007

La cobardia de un gobierno. El socialista.

Lo ocurrido con De Juana Chaos es algo muy propio de Zapatero, de esa extraña mezcla de presunto talante que esconde la falta de talento y de capacidad de entender y valorar lo que muchas de sus decisiones significan a la luz del Estado de Derecho, la dignidad nacional y los sentimientos de los ciudadanos, lo cual suele importar más bien poco al presidente mientras las encuestas preelectorales no le anuncien una debacle, y mientras la oposición del PP siga haciendo las cosas no muy bien. Lo ocurrido con De Juana es una falta el respeto no sólo a la ley, sino también a las víctimas de los terroristas y al sentir general de los españoles, de izquierdas o de derechas. Y si Zapatero ha tomado esa decisión sin más, sin contrapartida alguna por parte de la banda, y sólo por miedo a que le pongan otra bomba en campaña electoral, entonces el disparate habrá sido aún mayor porque habrá aceptado el castigo que ETA le puso en Barajas como merecido —letra con sangre entra, se dirán los etarras— y habrá enseñado a la banda lo que tiene que hacer para conseguir ventajas. De la misma manera que De Juana enseñó a cualquier preso cuál es la fórmula para salir de la cárcel: la huelga de hambre.
El desgobierno de ZP ha aceptado el chantaje de la huelga de hambre del terrorista-criminal NO arrepentido de sus crímenes (25 muertos), es muy grave, una infamia política y moral y una derrota en toda regla del Estado de Derecho por causa de un Gobierno que se ha rendido ante las presiones del terrorista, así como de la propia ETA y de su entorno político, de los que Zapatero a lo mejor espera algún tipo de compensación en los próximos días.

La decisión del Gobierno ha provocado una dura y justificada respuesta de la oposición y una ola de indignación en toda España tanto de izquierdas como de derechas, y de especial manera en los colectivos próximos a las víctimas del terrorismo, fuerzas de seguridad y ejército, los que más han sufrido las acciones criminales de ETA.

Zapatero ha preferido convertir a De Juana Chaos en un héroe en vez de que los suyos lo presenten como un mártir que reactive el regreso de ETA a los coches bombas o a los tiros por doquier.

El líder del Partido Popular, Mariano Rajoy, acusó ayer al Gobierno de haberse doblegado ante el chantaje del etarra y anunció un llamamiento a los españoles para reparar esta injusticia que incluye un desafío y una derrota del Estado democrático y de Derecho.

De ahí que lo ocurrido en el día de ayer con el etarra De Juana Chaos tenga más trascendencia que la propia historia del etarra, la batalla política y el proceso de negociación con ETA, porque lo que se ha dejado en evidencia es la capacidad de los terroristas para amenazar no sólo a los ciudadanos a los que persiguen y matan, sino al Gobierno y Estado. Y todo ello haciendo la apología del terrorista De Juana, al que ha convertido en héroe local y triunfador de esta crisis que ZP quiere presentar como la decisión de un Gobierno de izquierda y humanitario que se considera seguro de su base electoral. Y eso que estamos a sólo tres meses de las elecciones autonómicas y locales del mes de mayo, que serán el gran tribunal español sobre Zapatero y su gestión. Y también sobre la presunta alternativa que lidera Rajoy desde el primer y único partido español.

Los españoles debemos respaldar más que nunca la movilización que va a liderar el PP y arropar más que nunca a las víctimas. Sólo la cercanía a ellas marca una verdadera distancia con sus verdugos. No es de extrañar, por tanto, que los socialistas hayan hecho todo lo posible por destruirlas. Cada uno, con los suyos. La derecha, con las víctimas, y la izquierda, con De Juana.

2 comentarios:

Martha Colmenares dijo...

Muy difícil si, expresar con palabras. Y este 11 de marzo en nuestra concentración como cada 11 de mes, lo estaré denunciando en compañia del Grupo 11 Queremos Saber, el cual tengo a bien dirigir. Una modesta manera Vengador, de expresarles que lo sentimos profundamente. Pero sabemos que ustedes vencerán esta ignominía como tantas otras padecidas. Roguemos a Dios por ello, un abrazo desde Venezuela, Martha Colmenares

Lai dijo...

Son cobardes y además subestiman a quienes queremos que éste país avance y no se hunda en sus chapuzas. He descubierto hace poco este movimiento, pero en este periodo de tiempo me he dedicado ha darlo a conocer a todas las personas que pueda. Juntos conseguiremos hacernos oir.En mi pequeño blog hago uso de mi libertad para ello.
Un abrazo

Lai