04 enero 2007

ZP contra las cuerdas

El tiempo acaba poniendo a cada uno en su sitio. Rodríguez Zapatero ha demostrado que no tiene visión de Estado; que gobernar se lo ha tomado como un juego; que su torpeza ya no es disimulable y que sus asesores son una "peña", por no decir una banda, para que no haya confusiones con la otra, la que miente, extorsiona y mata. El presidente ha hecho perder a la ciudadanía demasiado tiempo fuera del Pacto Antiterrorista. Un presidente así no puede ser desaprovechado por Paco Ibáñez en las historietas de Mortadelo y Filemón.

Su primera reacción fue salir corriendo como una rata. En términos teatrales cabe decir que hizo mutis por el foro. Y para mayor bochorno fue a refugiarse en Doñana, como si se tratara de prorrogar unas vacaciones normales. Ahora se comenta que tal vez adelante las elecciones cuando en realidad lo que intenta es ganar tiempo. Cabe pensar que se la ha jugado. Hay que repetir algo que ya se ha considerado en ambiente políticos en términos castizos: puso todos los huevos en el mismo cesto. Es decir, se lo jugó todo a la carta de inmovilizar a ETA y luego acudir a las urnas, en 2008, con la pancarta de la pacificación.

Su comportamiento está siendo cobarde. Ha encargado a Rubalcaba la penosa tarea de hacerse corregir. Ya no se pretende reconstruir el esquema de lucha contra ETA apelando a la solidaridad del PP. A su aportación, a su colaboración. Increíble: se solicita el favor político, en términos de compañía, de los dirigentes populares que precisamente habían sido fumigados desde las trincheras socialistas o, mejor, zapateriles. Había, en su momento, según la miopía de ZP, que apartar al PP de cualquier sombra de protagonismo. Era preciso, según esa misma "visión", que repetir a escala general, nacional, el famoso "pacto del Tinell" que expulsó al PP catalán de todos los foros. Y entre los voceros que hoy pregonan la necesidad de cerrar filas ente todos los partidos figura, haciendo el payaso, un tal Pepino Blanco, que nunca se vio en otra mayor.

Después del desenlace de la falsa "luna de miel" con ETA, Zapatero queda abocado a la derrota electoral futura. Lo que no se sabe es si el PSOE, y con él sus principales notables, intentarán evitar la catástrofe final. Este líder ya no garantiza la continuidad en el reparto del pastel. El Parlamento no le expulsará de la Moncloa por la vía de la moción de censura ni de la cuestión de confianza. Tendría que ser el partido quien se decidiera a desplazarle. ¿Cómo? Eso que lo averigüen ellos, los socialistas. Órganos internos hay para dilucidar los problemas y marcar los rumbos de la organización. Hay quienes en estos días recuerdan lo acertado que estuvo Bono cuando dio el portazo, primero yéndose del Gobierno y después rechazando la oferta de la candidatura para la alcaldía de Madrid. El manchego tendrá sus defectos, sin duda que los tiene, pero está dotado de intuición. Y la verdad ?hay que insistir en ello? es que, tanto si Zapatero arregla las relaciones con ETA, por la vía de la claudicación necesariamente, como si se guarece en su reducto de Moncloa para capear el temporal, el futuro no le sonríe. Esto significa que el PSOE puede haberse quedado sin líder válido. Un líder que pasaba por tener la flor en el culo. Y lo malo es que se lo creía. La suerte venía siendo su compañera. Una compañera esquiva que le ha puesto los cuernos con ETA, fortalecía nuevamente, recuperada en su papel de árbitro de la situación. En condiciones, por tanto, a poco que apriete, de marcarle a España un determinado giro político.

A partir del cierre de esta etapa, ya en caída libre, a Zapatero sólo le queda en la agenda, con pretensiones de cosa vendible o comerciable, la triste Alianza de Civilizaciones. Lo único que le falta sería que la aventura militar española en Afganistán y Líbano conociera un toque de adversidad. Esperemos que no. Mientras tanto, no hay que descartar una crisis de Gobierno. Lo que suele llamarse una remodelación. Saldrían entonces varios ministros y entrarían caras nuevas. Pero la verdad es que quien está sobrando es el posible autor del maquillaje.

2 comentarios:

Luís Grande dijo...

Pobrecito que pena me da... Esta marioneta desastre empieza -para el- pintarle todo muy mal.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Para ser Presidente de Gobierno se debe de exigir una trayectoria una formació politica y unos conocimientos. Sino estaremos siempre en manos de quien sabe quien ??????