04 noviembre 2006

GAL. La película que hay que ver

Coincidiendo con la celebración de la noche de los muertos, "Hallowen", se estrena en las salas de cines españolas "GAL"!, la película inspirada en el grupo terrorista que provocó la caída del gobierno socialista de Felipe González y acabó encarcelando a la cúpula del Ministerio del Interior.

El mismo grupo mediático que destapó la implicación del socialismo en el crimen de Estado, es también quien ha financiado el proyecto cinematográfico a través de Mundo TV, su productor ejecutivo -Melchor Miralles- y el realizador Miguel Courtois.

La memoria política de los españoles es frágil. La izquierda y los separatistas lo saben bien y por eso su ascendencia sobre los medios de comunicación y el mundo cultural, en general, es determinante. La cortedad de memoria se combate por la izquierda con la repetición de mensajes, no pocos de ellos falseados, que alcanzan rango de veracidad a fuerza de repetirlos.

La mayor parte de los españoles que van a cine tienen entre 14 y 25 años. La mayoría ignoran los nombres de Barrionuevo, Vera y Sancristóbal. Electoralmente fue el grupo de votantes que provocó el cambio de gobierno tras los atentados del 11-M. Su memoria política, además de corta como la de todos, está administrada por los gestores de la cultura. Posiblemente piensen que los GAL los creó Franco para impedir la llegada de la Democracia.

El refrescado de la memoria proyectado en la gran pantalla, aderezado de palomitas y en breve moteando el "top manta", es una incomodidad no prevista en el calendario electoral socialista. Es tan incómodo como lo sería para las aspiraciones "populares" una película que recrease las conversaciones entre el PP y ETA mientras permanecía en el zulo Ortega Lara.

El gobierno del PSOE bajo la batuta de Felipe González, decidió saltarse el Estado de Derecho buscando un atajo inaceptable en la lucha contra los asesinos de ETA. Una década más tarde, otro gobierno socialista ha vuelto a vulnerar el mismo Estado de Derecho iniciando un camino de rendición ante la misma banda de asesinos contra la que a comienzo de los años ochenta del siglo pasado (ahí es nada), empleo sus mismos métodos. Es claro que este socialismo no acaba de acomodarse a aquel Estado.

Saliendo de la noche de Hallowen, los españoles se topan con la película "GAL". No recordaban los nombres de la "cúpula del Ministerio del Interior". Tampoco a Ortega Lara. Nosotros sí.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Silencio mediático de un grupo fácilmente reconocible sobre la pelicula GAL......

Juanma dijo...

Natalia Verbeke, José García y Jordi Mollà protagonizan el filme, con un presupuesto de seis millones.

El equipo deja claro que no se va a contar 'ni más ni menos que las sentencias judiciales'.

Arrancará con el último atentado de los GAL y reconstruirá la investigación periodística.

La película abarca 15 años con sus distintas etapas, desde la primera, cuando entre 1983 y 1987 comenzaron los atentados en el sur de Francia; la segunda, cuando se investigaron y salió a la luz la implicación de fuerzas policiales en esos atentados contra terroristas de ETA, y, cinco años después, cuando las sentencias condenaron a la cúpula del Ministerio de Interior de la época".

El estreno está previsto para el próximo otoño y el equipo se ha planteado como meta superar los dos millones de espectadores, después de lograr que 1,7 millones de personas acudieran a los cines a ver 'El Lobo', su anterior producción.

Villanueva, Mataró (España) dijo...

Que casulidades tiene la vida. El periodico "El
País" y el anterior gobierno socialista de Felipe González negaban contundentemente la implicación con la creación de los GAL (Rubalcabra ya estaba entonces de ministro también).

Hoy (con Rubalcabra también de ministro) niegan la implicación de ETA en los atentados del 11-M.

Causalidades de la vida.

Gracias.

Anónimo dijo...

Hay que ser muy mala persona para recomendar esta película. A mí me toca los cojones el PSOE como al que más pero la película es terrible, desde la interpretación a la dirección, que pasi parece una comedia tipo Torrente.