28 noviembre 2006

CONTRA LA CORRUPCIÓN

Celebro las actuaciones judiciales que tienen lugar contra la corrupción en los ayuntamientos ya sea Marbella, Ciempozuelos o Andraxt, creo que es un alivio para todos los que nos dedicamos a la noble tarea de la política ver a algunos sujetos en la cárcel.

Sin embargo una sentencia del Tribunal Supremo por la que se condena al alcalde de Villareal, Manuel Vilanova, a dieciocho meses de prisión y ocho de inhabilitación, por los ruidos de una industria en su municipio me ha llenado de estupor y vale la pena recordar que los excesos son tan perjudiciales, o más, que los defectos a la hora de enjuiciar a responsables políticos.

Los ruidos comenzaron seis años antes de llegar Vilanova a la alcaldía y fue él quién ordenó cerrar la industria pero los tribunales decidieron dejar abierta tras estimar el recurso de la empresa.

Lo ha dicho, con inusual claridad, el magistrado ponente de la sentencia a la que me refiero, Martín Pallín en una conferencia en la Universidad de Valencia, el mismo día en que el alcalde de Villarreal se enteraba por la prensa de su inquietante condena, al afirmar que "ha llegado el momento de que un alcalde vaya a la cárcel por abusos urbanísticos o medioambientales"? y el bueno de Manolo pasaba por allí.

Martín Pallín, a quién respeto y reconozco el mismo derecho a equivocarse que a cualquier humano, no tiene la suerte de conocer a Manolo Vilanova, que es cualquier cosa menos un abusón urbanístico o medioambiental de esos que él quiere meter en prisión. Si otros han colmado el vaso de la paciencia judicial, o se ha creado el ambiente favorable a sentencias de este estilo, con el alcalde de Villarreal han condenado a un hombre honesto y del pueblo.

Las posibles molestias sonoras de un aerogenerador instalado seis años antes de que Manolo ganara las elecciones, repito ¡seis años antes! no es equiparable a los choriceos donde malhechores profesionales metidos a alcaldes, se llevaban el dinero a capazos.

Que por el ruido creado por una empresa se condene a un buen alcalde es desconcertante, especialmente cuando fue absuelto en la Audiencia Provincial de Castellón y la fiscalía, tan exigente siempre con el PP, ni siquiera recurrió la absolución.

Afortunadamente todavía hay lugar para el sentido común y celebro que la sociedad civil de Villarreal, que le vio, primero, ganar las elecciones en un bastión socialista, y después darle la vuelta a una ciudad que ya es de primera, se haya volcado en el reconocimiento a un alcalde sacrificado y ejemplar.

Como también me parece lúcido que el alcalde socialista de Onda lamentara la condena y el de Moncofar, también del PSOE, dijera que "la sentencia es excesiva y fuera de lo normal".

En fin, lo dicho, a la hora de enjuiciar a alcaldes o concejales, tan malo es no llegar como pasarse que humildemente creo es lo que ha ocurrido en este caso.

6 comentarios:

Manolo Guallard dijo...

Quiero mostrar mi preocupación por la desproporcionada sentencia emitida por la sala de lo penal del Tribunal Supremo que condenado al alcalde de Villarreal, Manuel Vilanova, a un año y seis meses de prisión, así como a ocho años de inhabilitación especial para empleo o cargo público por un delito de prevaricación en relación a la contaminación acústica de la empresa Rocersa.

Consideró que ésta es una sentencia desproporcionada, al tiempo que veo con mucha preocupación que dicha resolución judicial haya dado un vuelco total, habiendo habido dos sentencias ya absolutorias para el alcalde de Villarreal y ahora las posibilidades de recurso son muy limitadas.

esther - Vila-real dijo...

Realmente para que está la justicia en España. Por una parte excarcelan a personajes que se les ha podido probar que han robado todo lo que han querido y más y por otra algún juez de turno realizan autos descomunales.

realmente la justicia en españa NO EXISTE.

Un abrazo para mi alcalde Manolo

Geshcann dijo...

Totalmente de acuerdo. Sin embargo tenemos que plantearnos la posibilidad de que el Gobierno socialista nuevamente ponga los instrumentos del Estado a su servicio. En Calvia por ejemplo, en Mallorca, han sido famosisimas las corruptelas de la ex Alcaldesa Najera... y no ha pasado nada,Sera pq es socialista? a lo mejor ese es el mismo motivo por el que tantos cargos de izquierdas en Baleares se permiten campar a sus anchas y encima dar lecciones de moralidad... En fin ya veremos como acaba todo...

Saludos!!!

Vengador dijo...

En el propio pueblo se están recogiendo firmas contra la sentencia para intentar que el juez recapacite y piense la DESCOMUNAL SENTENCIA que ha dictado.

Ya pueden prepararse todos los alcaldes de los pueblos y ciudades de España, porque desde ahora, (independientemente del color) cualquier queja de un ciudadano, puede acabar en la carcel.

Y después ves por la TV que criminales y asesinos son puestos en libertad -por la gracia del PSOE-.

Esta es la justicia española, la justicia que impone el PSOE.

martinez tato dijo...

Ya le vale a Martín Pallín jubilarse con esa ponencia......!

Rafael del Barco Carreras dijo...

!UN PEDERASTA ANDA SUELTO!

¡ES VOMITIVO!



Rafael del Barco Carreras



¡Un pederasta anda suelto! Los que hemos sido empresarios sabemos que aplicando la FILOSOFÍA LABORAL que reina en la Administración Pública, la JUSTICIA, nuestra empresa hubiera QUEBRADO, o sea, todos a la CALLE. Es la gran diferencia, ¡y viene de siglos!, entre las decenas de millones de españoles que trabajan con el sudor de su frente, EMPRESARIOS Y TRABAJADORES, y los que lo hacen para el ESTADO. Simplemente es el Franquismo, lo de siempre, el Funcionariado no trabaja, FUNCIONA, ¡a su aire!. Y todos sabemos que sin un mínimo de disciplina, exigencia, sana ambición y entrega por ambas partes ninguna empresa humana consigue sus objetivos, y esa PROPIEDAD DEL CARGO O DESTINO cuando tras las “oposiciones”, entre comillas, se encaraman a la FUNCIÓN PÚBLICA convierte esa función en un chollo para el propietario y la mayoría de las veces en una pesadilla para el que pretende el SERVICIO PÚBLICO.

Los PROGRES CATALANES que ganadas las elecciones a la Generalitat metieron las narices en la ADMINISTRACIÓN DE JUSTICIA, sentenciaron que aquello era un desastre, el 30% de abstenciones laborales, eso… y que en la propia Generalitat había una larga lista de gente que nunca apareció por su lugar de trabajo, que nadie conocía. Pero ¿hubo despidos masivos? ¡Ni hablar! Todo sigue igual.

Yo estaba entonces en prisión y entre las absurdas esperanzas creí que se me agilizarían algunos de los eternos expedientes… y salí siete días después de cumplir la totalidad de la condena. El socialista juez de Vigilancia Penitenciaria Joseph Lluis Albiñana Olmos, primer presidente de la inicial Generalitat Valenciana, hoy ascendido a Magistrado de Sala, el del “arrepentido de Javier de la Rosa”, estaba de viaje, o eso dijeron sus empleados a mi mujer y abogado. Yo salí siete días después por una vieja estafa (las letras de una sociedad donde precisamente el presidente fuera Antonio de la Rosa, padre de Javier), y los asesinos y violadores de Hospitalet, o los violadores y asesinos de Nou Barris… bajo su jurisdicción… tan campantes de permiso…y violaron y asesinaron… 2004, y nadie se acuerda ni de los hechos, de las víctimas, la Junta de Tratamiento de Brians, ni menos del Juez que sigue impartiendo Justicia.

La JUSTICIA está en quiebra por culpa de sus trabajadores, y el PUEBLO, el dueño del negocio, cede por la fuerza de la Historia esa propiedad a sus TRABAJADORES, que controlan a su aire la empresa en perfecta AUTOGESTIÓN, y nadie quiere meter mano a esa BARBARIDAD. Total, un mejunje endogámico y amigocrático, donde tiene cabida toda la arbitrariedad y corrupción imaginable.