17 octubre 2006

El PSOE: ¿Ha sido siempre un partido democrático?

He encontrado en BlogsproRajoy un interesante documento sobre el nacimiento del socialísmo en España. Supongo que también entrará en la famosa "Memoria Historica". Aquí lo publico integramente para su disfrute.
"Supongamos que fuéramos uno de esos españoles que únicamente lee, escucha o ve uno alguno de los medios de comunicación que simpatizan con el PSOE.

¿Que pensaríamos?

Seguramente que el citado partido ha sido siempre un defensor de la democracia y un paladín de la libertad. Vamos, un ejemplo a seguir.

Falso.

El Partido Socialista Obrero Español fue fundado por Pablo Iglesias el 2 de mayo de 1879 en una fonda de la calle de Tetuán de Madrid. Nació como un partido marxista, es decir, un partido que estaba a favor de la Dictadura del Proletariado y que fue marista hasta la década de los años 70.

Por si no lo saben, pues la LOGSE ha producido en la sociedad española grandes estragos, la Dictadura del Proletariado, en la filosofía marxista-leninista, es la fase subsiguiente a la revolución socialista, durante la cual los poderes del Estado son asumidos por el proletariado (en Cuba el proletariado es igual a la familia Castro) y cuyo sentido final es, tras la abolición del capitalismo y la apropiación de los medios de producción por la clase trabajadora, la propia abolición del Estado y el establecimiento del comunismo.

Evidentemente, al ser marxista el fundador D. Pablo no era muy favorable al Parlamento a pesar de que fue diputado. Veamos que pensaba de la presencia de representantes socialistas en el citado Parlamento:

"Al mostrarnos, pues, partidarios de que vayan representantes socialistas al Parlamento o a los Cuerpos administrativos no entra en nuestros cálculos sacar de ellos la transformación de los instrumentos de trabajo en propiedad común: lo que intentamos con eso es contribuir desde allí poderosamente a la formación del ejército revolucionario.

"Y formado que sea ese ejército, preparadas que se hallen las huestes obreras, cualquier conflicto de los que necesariamente ha de producir el orden burgués, una guerra, una crisis económica, puede ponernos en el caso de intentar la conquista del Poder político, conquista que, según desprende de lo que decimos al principio de estas líneas, sólo estas líneas, sólo podrán alcanzarse revolucionariamente."

"Por lo tanto, el Partido Socialista Obrero no ha entendido ni entiende que ir al Parlamento sea para conquistar el poder político ni que esta conquista pueda ser pacífica"

Y aún más:

"El PSOE viene a buscar aquí (al Parlamento), a este cuerpo de carácter eminentemente burgués, lo que de utilidad pueda hallar, pero la totalidad de su ideal no está aquí. La totalidad ha de ser obtenida de otro modo. Mi partido está en la legalidad mientras ésta le permita adquirir lo que necesita; fuera cuando ella no le permita alcanzar sus aspiraciones".

No solo el socialista Pablo Iglesias mostró su aversión el Parlamento y por ende a la democracia. Largo Caballero, el que fuera líder socialista durante los negros años 30 tenía una opinión parecida:

... La clase obrera debe adueñarse del poder político, convencida de que la democracia es incompatible con el socialismo, y como el que tiene el poder no ha de entregarlo voluntariamente, por eso hay que ir a la revolución

... La transformación total del país no se puede hacer echando simplemente papeletas en las urnas... estamos ya hartos de ensayos de democracia; que se implante en el país nuestra democracia.

"Nuestra aspiración es la conquista del poder político. ¿Procedimiento? ¡El que podamos emplear! (.....) Que después del triunfo, camaradas, y libres nosotros de toda clase de compromisos, ¡ah!, tendremos ocasión de decirles a todos, absolutamente a todos, que nosotros seguimos nuestro camino, sin interrupción, si es posible, hasta llegar al triunfo de nuestros ideales"

"Ya en otra ocasión manifesté que muchas veces, sobre todo en nuestro país, que más se fija en las palabras que en su sentido, se considera la conquista del Poder para implantar la dictadura del proletariado como una aberración y una enfermedad. incluso hay socialistas que hablan en contra de todas las dictaduras. Y nosotros, como socialistas marxistas, discípulos de Marx, tenemos que decir que la sociedad capitalista no se puede transformar por medio de la democracia capitalista. ¡Eso es imposible!".

Y que decía Indalecio Prieto, el otro líder socialista de aquellos funestos años:

"El socialismo al acabar con el privilegio individual, al acabar con la propiedad particular, deja al individuo la plenitud del ejercicio de sus funciones espirituales, digo como Marx que es indispensable la Dictadura del Proletariado para hacer efectivo un régimen colectivista . Esta no es una novedad. La Dictadura es la curva que indispensablemente se ha de seguir."

En fin. Ya saben. Cuando alguién les diga que el PSOE ha sido siempre un partido que siempre ha respetado la democracia felicite a su interlocutor por su ignorancia."

No hay comentarios: