06 septiembre 2006

Un repaso a Zapatero y su politica sin sentido común ni dignidad

El PSOE no sabe qué hacer, sino que además ?y en ello tiene razón el PP? es corresponsable de esta marea humana por causa de la legalización masiva y descontrolada del ZP, hace un año, de casi un millón de inmigrantes, lo que en su día se presentó a la sociedad como un éxito y una necesidad y que se convirtió en la prueba definitiva de la irresponsabilidad de un payaso, torpe, inepto, ineficaz, arrogante y risueño en sus políticas de "papeles para todos".

El otro día Rodríguez ZP durante un mitín de esos que se cubre de gloria, mintió nuevamente al colocarse miles de medallas diciendo y cayéndole la bada de lo bien que lo hacia todo. Pobre inútil, arrogante y demagogo. Como puede ser la gente que le escuchaba tan ciega para no ver el "panorama" que tenemos delante. Como puede ser que la gente que estaba escuchándole no viera detrás de esa sonrisita de Joker de Batman la verdadera cara de esta "arma de destrucción española" que es José Luís Rodríguez Zapatero.

Es ahora cuando este desgobierno socialista empieza a darse cuenta de la magnitud de su error al aplicar su política de inmigración cuando ya hay cerca de un millón de inmigrantes ilegales (muchísimos de ellos auténticos delincuentes sin escrúpulos, autores de toda la violencia detectada en el Levante español durantes estos meses atrás) y a tenido que ser la guapísima y cara tersa De la Vega (Vogue) que con sus modelitos y con la cara morena y estirada como una sepia, en su desesperación a tenido que acudir con la cabeza baja a pedir ayuda a Europa sin posibilidad de poder exigir nada ya que la culpa de esta barbaridad que nos acontece, es culpa de ellos (PSOE) y no lo quieren reconocer.

Culpa de ellos al igual que otros muchos desmanes acontecidos entre ellos los incendios de Guadalajara, los de Galicia (que no quieren tampoco autorizar una comisión de investigación para esclarecer lo sucedido), el envió de tropas ILEGALMENTE a la guerra del Líbano sin haberlas autorizado aún el Congreso, el problema de la sequía en la Comunidad Valenciana, Murcia y Albacete, la mal dicha tregua de ETA y la bajada de pantalones delante de estos criminales asesinos de niños y mujeres, la economía española que cada vez es más difícil conseguir pagar una hipoteca, el acceso a la vivienda de los jóvenes, la inseguridad ciudadana, etc. etc. Un sinfín de temas que no consigue resolver ninguno debido a su inutilidad. Eso sí, lo arregla todo con esa sonrisita enfermiza y ese cuerpo de buitre leonado que tiene cuando anda (ojo: descalificación importante).

El desgobierno de Zapatero está metido en su propia trampa e incompetencia, y para colmo ahora reconocen como un problema insoluble, tal y como se desprendía de la declaración del ministro de Interior, Rubalcabra, afirmando que el problema seguirá.

Las causas de todo ello están en la dramática situación económica y social del continente africano, lo que siendo cierto no permite que España dé cobijo a todos los habitantes de África con problemas, de la misma manera que resulta voluntarista y hasta ridícula la declaración que hizo Zapatero en Canarias este verano cuando afirmó que el Gobierno iba a aumentar su aportación de cooperación con las naciones africanas. ¿Cuántos miles de millones de euros hacen falta para solucionar los problemas de los países africanos?

Así no vamos a ninguna parte, sino de mal en peor y sin visos de solución posible, y lo que es peor, sin una voluntad política firme y decidida que, literatura social aparte, nos permita abordar el problema con la contundencia y la seriedad con la que, por ejemplo, se está abordando en Francia. Contundencia y seriedad no sólo en decisiones internas sino también en la política exterior ante las continuas promesas incumplidas de los gobiernos de Marruecos y Senegal, a los que España y la Unión Europea deberían poner sobre la mesa las advertencias necesarias para frenar esta disparatada emigración de sus habitantes, porque el control de las playas y de los pequeños astilleros donde se construyen pateras y cayucos no es una labor tan difícil, sobre todo porque tanto Europa como España están dispuestos a sufragar esa acción de control de fronteras y policial.

Algo debe cambiar en esta política, y eso debe ocurrir en un plazo no lejano, porque de lo contrario la indignación ciudadana crecerá y será el desgobierno socialista quien pague muy caro su incompetencia ante lo que hoy causa alarma y se ha convertido en un primerísimo problema nacional.

Pero parece claro que como Zapatero considera discutible lo de la nación española, pues a él lo que le va es apoyar al Barça como equipo nacional catalán. Y si hace falta y sirve de algo para la negociación secreta con ETA, también al Atlético de Bilbao. Pero eso de meterse en la marea de banderas españolas al grito de España, España, y mientras los hinchas tararean el himno nacional con esa extraña letra del ?lolo, lololo, lololo, lo, lo? que se han inventado los aficionados ?¿a que no tiene narices este Gobierno de convocar a intelectuales, escritores y políticos para poner letra al himno nacional??, eso de jalear a España no le va a ZP. Podría quitarle votos al Montilla (que aún no ha devuelto los millones de la financiación del PSC) en Cataluña, o enfadar a Otegi, o frenar sus ímpetus republicanos.

Rodríguez tiene tiempo para coger el avión oficial para ir de compras a Londres con las niñas, o para escuchar a la "guapísima" Sonsoles en Berlín, pero no para ir al Mundial de Alemania o a Japón, a estar con el Papa a Valencia porque eso le compromete con la España real. Eso se lo deja Zapatero a la familia real y él se queda con las fotos, la camiseta y el balón de oro para jugar a baloncesto en la pista de la Moncloa. Ése es el talante deportivo del presidente, nacionalistas sí, españolistas no, y venga fotos si ganan, y si pierden allá ellos porque algo malo o mal habrán hecho. O, simplemente, porque serán unos mantas de su especialidad.

1 comentario:

Pedro Jimenez - Huesca dijo...

hace mucho tiempo que este personaje ha perdido el rumbo politico de España y las verdaderas preocupaciones de los españoles.

Crece el paro
Aumenta cada dia la inseguridad.
Aumentan las hipotecas.
La Seguridad Socail está en bacarrota.
La inmigración ilegal.
El desprecio por parte del resto del mundo.
La Ley de Educación.
La sequia que nos come.
El terrorísmo y la famosa negociación con Batasuna.
La economia
El maltrato a la mujer.
Bueno, un sinfin de temas candentes y que pasa literalmente de ellos. Solo se preocupa de si se ha retirado la estatua de Franco en tal o cual sitio.

El vive en su realidad, con su sonrisita ridícula su porte de avestruz acompañado por ese oscuro personaje que es Rubalcaba.

Sres. ¿no les parece que ya está bien de tanta ineptitud? ¿No creen que ya va siendo hora de gobernar para TODOS los españoles?

Un saludo.