25 septiembre 2006

Cadáveres que salen a la luz

Rubalcaba mintió claramente en sede parlamentaria cuando negó la existencia de documentos que mencionan a ETA en relación con la masacre. Hay un informe fehaciente que lo asegura.

De muy grave política y penalmente ha de calificarse la existencia, tal y como muestra el diario El Mundo, de una falsificación de documento público realizada por y en el Ministerio del Interior. El informe es falso, si no hay hechos o explicaciones que lo rebatan, y está firmado por el funcionario Francisco Ramírez.

Supone un recorte del original, firmado por otros tres peritos el día anterior. El recorte es trascendental y, nada casualmente, salva la cara al Gobierno, a los nacionalistas y a todos los asaltantes de sedes del PP en aquellos aciagos días que siguieron al aún más aciago atentado.

La evidencia presentada ya en la Audiencia censura y mutila un documento, ocultando, con ello, una prueba policial. Esta prueba, el hallazgo de ácido bórico, vincula al imputado Hasán Haski con ETA. Es tan poco usual esa sustancia vinculada a explosivos, que los tres peritos apuntan como muy fiable la idea de la relación entre los etarras que lo usaban y el imputado que también. Y esto, dicho por los tres. Dos graves implicaciones penales se dan en este caso.

Una, la evidencia, según lo presentado, de que hubo falsedad en documento público.

Otra, la posible ocultación de pruebas a la justicia, es decir, al juez del Olmo. El Ministro Rubalcaba y su séquito de funcionarios se han apresurado a asegurar que lo que figura como informe auténtico es un borrador (mienten al igual que con el Caso de los GAL). Un extraño borrador si consideramos que tiene un N/Ref: 48-Q3-05, igual a la supuesta falsificación enviada al juez. Tiene los sellos del departamento, aunque no se le dio salida y carece del registro de la misma.

Y Rubalcaba dice que es un borrador.

Pero no explica la nota que ordenó redactar a la Comisaría General de Policía Científica por qué, si se trata de un borrador, para el informe oficialse suprimen los firmantes que sí hicieron la investigación científica y se sustituye por un funcionario, no acreditado como químico ni como farmacéutico, y que NO hizo los análisis.

Dice el comisario General de la Policía Científica que el de los tres peritos no pasó el "control de calidad", arrogándose así la potestad de cambiar informes y firmas. De no querer dar de paso las conclusiones de los tres firmantes, debería haber pedido una segunda opinión experta respetando la integridad de lo escrito por aquellos.

Este segundo informe, que podría haber sido el remitido al juez, debería llevar un número de referencia, obviamente, diferente.En el plano político, Rubalcaba mintió claramente en sede parlamentaria cuando negó la existencia de documentos que mencionan a ETA en relación con la masacre. Hay un informe fehaciente que lo asegura. Porque, incluso siendo un borrador, revela el antecedente del piso franco de ETA.

Si el juez quiere desechar esa circunstancia, que lo hubiera hecho él. Ahora la pelota está en el tejado de la Sala de lo Penal y puede dar por buena o no la relevancia de lo que dice el informe, supuesto borrador. Eso sería una mala digestión para engaño tan flagrante y una perseguible negación de pruebas que sí son relevantes.

El hilo que hoy tenemos puede ser el principio de un fin. Pero mientras llega o no, el proyecto socialista que excluye a diez millones de votantes e incluye a una banda de asesinos, pretende caminar entre este fango.

2 comentarios:

Chulvi Payá (Zamora) dijo...

El ministro del GAL cada vez lo veo más atrapado. Al igual que ya sucedió en el gobierno de González, con el de Zapatero pasa igual. Existe un indivíduo oscuro que estuvo en los dos sitios "RUBALCABA".

Con su buena berborrea es un personaje idóneo para envaucar a las personas. Es el tipejo ideal para cometer este tipo de fechorias. Es un descerebrado si escrúpulos.

Un saludo

Elena Salvatierra dijo...

Maldito RUBALCABRA que al igual que zETAp es uno de los mayores embaucadores de la historia de España.

¿No os acordais ya del GAL?

Entonces también dijeron que era todo una burda mentira. Muchos de esos mentirosos están o han estado en la carcel.

Ahora la historia se repite con el 11-M. ¿También son mentiras?

PSOE: NUNCA MAIS!!