10 agosto 2006

MONTILLA, CANDIDATO DE PACOTILLA

La eleccción del ladrón Montilla como candidato sociata a presidir la Generalidad de Cataluña es una demostración patente de la arrogancia y la perepotencia del PSOE que, seguros de su poder y de la obediencia ciega de sus partidarios, se atreven a designar candidatos técnicamente "quemados" y con su imagen hecha trizas y poir los suelos.

El ladrón Montilla necesita ser blindado para preservar su ya deteriorada imagen. Por eso no comparecerá en el Congreso, como solicita el Partido popular, para explicar los desgraciados sucesos del aeropuerto de El Prat, el enésimo fracaso de su carrera, para que no pierda votos en las elecciones catalanas de noviembre. El PSOE es consciente de que Montilla es un candidato débil, frágil y ridículo, lo que obliga a evitarle polémicas, a preservarlo y a blindarlo para mejorar su desastrosa imagen y para impedir que siga desgastándose.

El mayor problema del ladrón Montilla es la imagen, de perdedor contumaz que ha acumulado, la más desgastada del gobierno Zapatero. Proyecta un intervencionismo decimonónico y un terrible olor a derrota, tras haber perdido todas y cada una de las batallas que ha librado, desde la del Estatuto Catalán, aprobado vergonzosamente por sólo uno de cada tres electores catalanes, hasta la de ENDESA, una próspera y saludable empresa española que, gracias a Montilla, empeñado en entregarla casi gratis a sus amigos de La Caixa, caerá probablemente en manos de la alemana Eon.

La candidatura de Montilla no es solo el triunfo de la mediocridad y de la arrogancia, sino la demostración palpable de que su partido, el PSOE, se cree tan poderoso que es capaz de ir contra los intereses de la sociedad y contra lsa misma lógica, que desaconseja designar como candidato a la presidencia de la Generalitat a un candidato devaluado, desprestigiado y técnicamente quemado.

La Unión Europea ya a dado a España dos patadas en el culo de Montilla por sus manipulaciones de las reglas del juego, por su soberbia incurable y por su nula fe en postulados que son sagrados en Occidente, como el libre mercado y el libre juego empresarial.

Montilla va a necesitar un blindaje muy especial por parte de los estrategas del PSOE y ZP, sobre todo después de que la Unión Europea consiga desmontar su última manipulación, la del desmembramiento de ENDESA, dictado sólo para salvar su ego, como venganza y como intento postrero de beneficiar a sus empresas amigas, sobre todo a Iberdrola y La Caixa.

La estrategia electoral del PSOE quiere hacernos olvidar que Montilla es un ministro achicharrado y que todas las encuestas lo señalan como el primer candidato a abandonar el Consejo de Ministros. Consciente de que su figura causa animadversión entre muchos sectores y que incluso dentro del socialismo no tiene todo el apoyo que quisiera, Montilla se verá obligado, para salvar su imagen como candidato a la Generalidad, a ser más catalán que nadie y más nacionalista que ninguno, un nuevo ridículo para ese charnego cordobes extrañamente ducho en acumular fracasos.

Su única ventaja es que, a pesar de ser un candidato desastroso, ridículo, su figura, desgastada y devaluada, concita más apoyos que la del todavía más desgastado Maragall.

8 comentarios:

Pimentón dijo...

El PSOE-PRISOE está achicharrado todo él.

La derrota segura de Montilla en las próximas elecciones catalanas, puede muy bien, ser la concreción de compromisos pactados entre zapatero y Mass, por sacarle las castañas del fuego en el enredo y galimatías en el que se metió con el estatuto.

Es de dominio público la falta de principios y de escrúpulos, de zapatero, a la hora de tomar ciertas decisiones, en su particular sistema del trapicheo y el cambalache, como huida hacia el "como sea".

Anónimo dijo...

Montilla es un bandido. Antes que presentarse como el mejor candidato del PSOE para la Generalidad Catalana, debería devolver los millones de euros que se han embolsado los sociatas catalanes de La Caixa.

Es un pelele roto.

El Califa - Gerona dijo...

El PSC tiene un crédito impagado de 14 millones de euros con La Caixa desde 1994
José Montilla.

Según desveló El Mundo, el Partido Socialista de Cataluña tiene un crédito con La Caixa de 14 millones de euros (más de 2.300 millones de pesetas), sin que el PSC haya pagado ni un solo euro desde 1994.

El crédito se suscribió a un 3%, muy por debajo de los tipos de la época.

En dicho año, el actual ministro Montilla fue nombrado secretario de Organización del PSC. Por este partido fue también diputada Maite Costa, ahora presidenta de la Comisión Nacional de la Energía que hace unas horas aprobó la OPA de Gas Natural sobre Endesa.

La Caixa es el socio de referencia de la empresa gasista.

El Califa - Gerona dijo...

Después de once años sin pagar un euro de ese crédito, pero con José Montilla de ministro de Industria, la caja de ahorros catalana aceptó condonar al PSC el 45 por ciento de la deuda que arrastraba, lo que supone más de 6,7 millones de euros. Los socialistas catalanes había exigido a la caja de ahorros una condonación mayor, pero finalmente se conformaron con que el perdón se limitara a los intereses.

El resto del dinero que todavía queda por pagar, 7,81 millones de euros, ha sido renegociado de modo que el tipo de interés aplicable será del 3% ?cifra que parece gustar a Pasqual Maragall?, que es tres veces inferior al vigente cuando venció la póliza en cuestión, en 1994.

Viendo estas facilidades crediticias, conviene recordar la intervención que Maite Costa, compañera de Montilla y Maragall en el PSC, tuvo en 2001 tras saltar el escándalo financiero de Gescartera. Por aquel entonces, la actual presidenta de la Comisión Nacional de la Energía (CNE) formaba junto a Juan Fernando López Aguilar, Antonio Cuevas y Ángel Martínez Sanjuán el cuarteto socialista en la comisión de investigación creada.

Una de las preguntas de la socialista catalana cobra importancia ahora que se sabe que su partido mantuvo un crédito con La Caixa, impagado desde hace 11 años y al 3%. Se la dirigió al ejecutivo del HSBC en España y versaba sobre "facilidades crediticias".

Leonor - Lugo dijo...

Estoy hasta las narices de Montilla. Este fulano representa lo peor de ese conglomerado nacionalsocialista catalán que intenta, mediante el Estatuto, reconvertir a las demás regiones españolas en lo que fueron durante siglos: unos territorios aptos para que la industria catalana adquiriese materias primas a precio de ganga y que luego volvían manufacturadas y con el precio centuplicado. El converso Montilla no es más que la garrapata incrustada por los nacionalsocialistas catalanes en un gobierno de por sí claudicante, torpe y muy interesado en un único objetivo: La permanencia en el poder y la transformación de España en un país de rojos y subvencionados de voto cautivo.

Se trata de un gobierno, el de Zapatero, que no es capaz de ver, dado su alto grado de ceguera, que el nacionalsocialismo catalán no lo apoya porque comparta unas ideas de fondo tan retrógradas como despreciables, sino con el propósito de servirse de él y deshacer cualquier idea de España que sea capaz de enfrentarse a la preeminencia de lo que los nacionalistas catalanes, con la soberbia que les caracteriza, denominan como la comunidad más dinámica, cuando en realidad deberían decir la comunidad más beneficiada por los gobiernos de los últimos 200 años. Valga como prueba la enorme arbitrariedad de los Presupuestos Generales del Estado para 2006, donde la parte del león en infraestructuras va destinada a Cataluña.

frid dijo...

Pimentón tiene razón; pero no hay que buscar a los candidatos socialistas un currículum proporcional al puesto que van a ocupar. Un sargento controló Alemania y a sus generales; y para el nacional-socialismo catalán ¿porqué no va a vales un bachiller? Y si gana, que puede pasar, tendremos al rey de los simios poniéndole un banano en la cabeza a Zapatero, y él sonreirá.

Pere Pau dijo...

Menudo farsante este Menotilla. Un bufón de tres al cuarto y coartador de la LIBERTAD DE EXPRESIÓN.

Pobres catalanes si gana este adefesio.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Como todos estos rancios vestidos de progres son los que manejan los dineros públicos como propios, predican para ti el "desastre" de la escuela publica mientras llevan a sus hijas a colegios de pago, un ejemplo de coherencia