20 julio 2006

Vergonzante espectáculo circense. La imagen de España más hundida aún.

El secretario ejecutivo de relaciones internacionales del Partido Popular, Jorge Moragas, y el portavoz del PP en la comisión de Asuntos Exteriores del Congreso, Gustavo de Arístegui, pidieron hoy al ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, que presente su dimisión ya que ha sido "desautorizado" por el presidente del Gobierno en la crisis actual entre Israel y la milicia chií libanesa Hezbollah. Según los diputados populares, existe un "discurso distinto y un abismo entre los acuerdos y declaraciones de Moratinos en la Unión Europea" y los planteamientos expuestos por Zapatero estos últimos días. El PP exige a Zapatero que rectifique y deje de "ofender gratuitamente a aliados y amigos de España"

Vergonzoso espectáculo vivido en varias ciudades españolas. Zerolo y su pandilla, el PSOE y sindicalitas han organizado una manifestación en contra de Israel donde la participación en las ciudades de Madrid, Barcelona, Valencia, Zaragoza y Valladolid ha pasado desapercibida con poca participación en general (Barcelona no había más de 2.000 según la Guardia Urbana). El tono de la manifestación no ha podido ser más agresivo contra Israel, con pancartas y gritos con todo tipo de insultos, como terrorista, genocida, asesino. Incluso había carteles con lemas tan abyecyos como: "Nazis, yanquis y judíos, no más pueblos elegidos". También se acusaba abiertamente de genocidio al Estado de Israel. Sin embargo, no había una sola pancarta contra los actos terroristas que padece Israel.

El embajador de Israel ya adelantaba horas antes de la manifestación que ésta se convertiría en "un premio para los terroristas". Pero Zerolo no se conformó con insultar a los judíos. En declaraciones a la prensa dijo que el motivo de la manifestación era protestar contra los "señores de la mierda", en clara alusión al presidente de EEUU, George W. Bush, que recientemente se refería coloquialmente al conflicto como "esta mierda" sin percatarse de que había un micrófono abierto. Además dijo que la marcha pide el "no a la guerra", y recordó que el conflicto de Irak se justificó como necesario para extender "la democracia y la paz", y tres años después "no se ha extendido la paz, sino la guerra y no se han respetado los resultados democráticos de algunos países".

La marcha partió de la Puerta del Sol y terminó con la lectura de un manifiesto en la Plaza de Opera, a cargo del actor izquierdista Juan Diego Botto y la periodista Teresa Aranguren, otra que tal.

Más vergonzoso aún si cabe, ha sido las declaraciones de Moratinos (Desatinos) cuando amenazaba a un empresario israelí. Víctor Harel embajador israelí en España ha dicho que las relaciones entre España e Israel "no pasan por su mejor momento" y que "van más allá", incluso, de la postura expresada por la Unión Europea. Y no es de extrañar cuando ves la forma de actuar de este payaso de presidente que tenemos. Esta pesadilla con traje que no hace más que ridiculizar a España y a los españoles de buena fe.

España e Israel, distanciados

De la polémica foto no se ha querido pronunciar el embajador Harel durante una entrevista concedida a la cadena Cope. "Prefiero no hacer un comentario al respecto", dijo. En cambio, indicó que, ante las protestas por lo que Zapatero considera una respuesta desproporcionada, es necesario tener en cuenta que Hezbolá es una fuerza terrorista que tiene emplazados a lo largo de la frontera unos diez mil cohetes de fabricación iraní. "De ese tamaño tiene que ser nuestra respuesta", afirmó, para finalmente indicar que la presencia de Hezbolá en la zona fronteriza de su país es una grave amenaza que no puede seguir pasando desapercibida.

España no se merece un gobierno como este, gobernado por descerebrados y faltos de carisma, rigor, nobles y que velen por los intereses de TODOS los españoles. Gracias a Dios, más de la mitad de los españoles NO PENSAMOS igual que estos payasos que, actuando como dictadores, se creen en posesión de la verdad. La única alegría que nos queda es pensar que en las próximas elecciones (si no hay trenes por medio) podamos corregir todos estos desmanes y desgobiernos que Zapatero y sus esbirros han abocado a este gran país que es España.

Por lo visto, un valiente ciudadano se ha ido a la manifestación con las siguientes pancartas: "Israel quiere la paz. Parad las matamzas" y "que no os engañen. Quien vota Hezvolá y Hamás no quiere la paz.". Pues bien, miren en siguiente video realizado por Monclovitas y observar como acaba todo. De vergüenza.


4 comentarios:

Anónimo dijo...

Zerolo, ZP, Moratinos, el ministro de interior (no se como se llama) y demás chusma izquierdísta son como los payasos de la tele.
Ayer muchos millones de españoles NOS SENTIMOS AVERGONZADOS de ver como esta chusma y un importante grupo de maricones (gays) ridiculizaban a España.

Maya dijo...

Ya lo he dicho en varios post, pero me gustaría saber si tendría Zerolo webs de ir a Irán o al Líbano a manifestarse por los derechos civiles, y explicar a su vez que está casado con un hombre...

Juan dijo...

El circo de ZP. Ha tomado España como si fuera su local de juegos.
Es necesario que los millones de españoles que amamos esta tierra empecemos a movilizarnos contra todos los desmanes de este CRÁPULA.
Un saludo

Juan Carlos Antón Nárdiz - Madrid dijo...

Militares contra terroristas


Sinceramente, el rebuzno del portavoz del PSOE, José Blanco, acusando a Israel de buscar víctimas civiles es otra confirmación de la indigencia mental e intelectual de una izquierda que dejó de leer hace ya un par de quinquenios. Existe una guerra permanente en la que un bando, el israelí, ejecuta las órdenes con uniforme militar y el gobierno asume la responsabilidad de sus acciones. En el otro, las acciones son ejecutadas por terroristas sin que los diputados de Hizbulá, o los gobiernos libanés, iraní o sirio asuman la autoría de las ordenes cursadas.

La utilización de niños en este enfrentamiento es ya tradicional desde las intifadas y todavía recuerdo a Arafat lamentándose con absoluta hipocresía de su impotencia para evitar que niños palestinos se enfrentasen al ejercito israelí con piedras. De haberlo querido ni un solo niño palestino se hubiera acercado a menos de un kilómetro de los soldados israelíes, pero desgraciadamente la fotografía de un niño herido es un arma mucho mas efectiva que los Katiushas porque estalla en los televisores del mundo occidental.

Pero es muy coherente con el actual PSOE apoyar las actuaciones de Hizbolá enfrentándose simultáneamente a Israel. Al igual que intenta ETA con la colaboración de Zapatero, disponen de diputados y ministros que le otorgan una plataforma política y administrativa subvencionada con fondos públicos mientras que no se encuentran limitados en sus actuaciones, que pueden ser llevadas a cabo por un ejercito irregular dotado de armamento militar. La izquierda debería concienciarse de la falta de credibilidad de sus muy selectos rasgados de vestiduras ante las victimas civiles. Blanco debería instruirse sobre lo que ha ocurrido y sigue ocurriendo en Darfour, pero claro, allí no están ni los americanos ni los israelíes.

Y al fin y al cabo trescientos mil muertos no son nada si no podemos quemar alguna bandera americana o israelí. Por cierto, espero que Zerolo en sus nuevas funciones de experto en Oriente Medio haga una gira por estos países acompañado por su marido para explicar las posiciones del PSOE.