06 junio 2006

Solo falta saber cuando ZP recibirá al asesino Otegui en Moncloa

Es triste comprobar que en todo este proceso de negociación con ETA, la organización terrorista ha sido más honesta que el gobierno de España.

Los etarras no ha engañado a nadie, desde un principio han reconocido los contactos y han expuesto claramente cuales eran sus exigencias para sentarse a negociar. Sin embrago la actuación del PSOE ha sido un constante engañar a la opinión pública, a todos los españoles, para ir, poco a poco manipulando a los ciudadanos para que aceptasen el sapo de una "paz" que esconde una rendición ante el terrorismo. Primero nos negaron la realidad de las negociaciones secretas con los etarras, para a continuación jurar y perjurar que no habría negociación antes de que ETA abandonase las armas y por supuesto, nada de concesiones políticas, ni de abdicación en la aplicación de la Ley. Sin embargo el ejecutivo de Zapatero ha ido dando satisfacción una por una a todas las exigencias que Batasuna-ETA hizo públicas desde el primer
momento.

El Ministerio Fiscal no ha perseguido la aplicación de la Ley de Partidos, ni el Código Penal, permitiendo la actuación pública de una organización ilegal y además considerada parte del entramado de ETA. Las conversaciones con ETA comenzaran sin que esta haya depuesto las armas y sin siquiera que su brazo político se haya arrepentido y condenado su pasado violento. Un brazo político que será legalizado con el solo requisito de una renuncia formal a la violencia. Ya es un hecho que habrá dos mesas, una política y otra técnica, tal y como pidieron inicialmente los aberzales. Y en cuanto a los presos etarras, por supuesto que serán excarcelados, incluidos aquellos con delitos de sangre, y que nadie dude que la autodeterminación y la anexión de Navarra serán también objeto de negociación y conversaciones, por mucho que hoy el PSOE lo niegue.

A la ciudadanía solo le falta saber cuando Zapatero cerró los pactos expresos o tácitos con ETA para desarrollar todo este proceso. Si esos contactos existieron ya con anterioridad al 11-M, cuanto el pacto antiterrorista estaba vigente, estaríamos ante la historia de una traición premeditada, que por supuesto deslegitima al PSOE, no solo para negociar en nombre de los españoles, sino para representar cualquier papel en la política nacional, puesto que un partido con semejante doblez no puede conocer mejor destino que su disolución.

En todo caso a estas alturas, nosotros no nos preguntamos por el momento en el que Zapatero va a escenificar la farsa ante el Congreso para comenzar unas negociaciones que ya se vienen desarrollando, sino cuando va a recibir a Otegui, o a Ternera, en calidad de representantes del pueblo vasco en La Moncloa.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Un excelente estudio sobre el Estatut de colaboradores del Foro Ermua

http://www.papelesdeermua.com/html/modules.php?op=modload&name=News&file=index&catid=&topic=26

Difundidlo si podéis.

frid dijo...

Bien se ríe el pájaro. Está a punto de lograr tener a toda la nación bajo su bota. Si uno lee lo que les dice Marx a los obreros, que defiende, no sería marxista. Si uno oyera lo que dice el Príncipe de la paz, le darían una bofetada a ese bufón. Por favor ¡que nadie le cuente un chiste! ¡con mi voto no!