24 junio 2006

El PSOE desvirtúa los procesos electorales

Entendemos que en todo proceso democrático los partidos deben guardar ciertas reglas del juego que hagan que los mismos concurran a las elecciones en igualdad de condiciones, al menos formalmente. Por ello la financiación de los partidos es una de las asignaturas pendientes de nuestra democracia, que repercute en la corrupción y en la limpieza del proceso electoral. Y uno no puede evitar esbozar una mueca irónica al recordar las palabras de Zapatero cuando en decía en 2004 aquello de "Vamos a insistir hasta que se nos tache de pesados: no habrá una democracia sólida en España hasta que los partidos no tengan una financiación legal, transparente y abierta". Quizás por ello han puesto tanto empeño los socialitas Manuel Marín,presidente del Congreso, y el portavoz del grupo socialista Diego López Garrido para que la diputada del PP Dolores Nadal retirara las palabras lanzadas en el hemiciclo acusando al ministro Montilla de haberse "embolsado mil millones de pesetas" (por el crédito que La Caixa condonó al PSC).

El caso es que el PSOE tiene un historial bastante sucio en materia de financiación de sus actividades políticasas. Todos recordamos el escandalo de FILESA, que confirmó la actividad delictiva de los altos cargos socialistas José Maria Sala, Carlos Navarro y la ex coordinadora de finanzas del PSOE, Aida Álvarez, y a su marido, Miguel Molledo.

Pero es que los cientos de millones condonados por el Banco Santanderer, La Caixa y la BKK al PSOE, nuevamente nos llevan a cuestionarnos, la limpieza de unos comicios en los que uno de los partidos se convierte en un jugador de ventaja, ya que cuenta con unos medios materiales de los que carecen los demás. ¿Desvirtúa este hecho la limpieza del proceso electoral?. Miren ustedes, para contestar a la pregunta trasladémoslos al mundo empresarial e imaginen varias compañías mercantiles luchando por hacerse con una determinada cuota de mercado.

Una de ellas consigue un importante crédito para financiar su publicidad que sabe nunca va a devolver. ¿Estaríamos hablando de libre competencia? Pues en el caso de la arena política entendemos que ocurre lo mismo cuando un partido cuenta con unos recursos digamos extras y atípicos.

En todo caso lo que los españoles estamos aún esperando es una explicación plausible por parte de los socialistas. Una explicación que nos descubra los motivos que tienen toda esta serie de entidades financieras para perdonarles importantes deudas, cuando a los ciudadanos de a pie no nos perdonan un céntimo. Mientras no recibamos esa explicación cada cual será muy libre de sospechar los motivos.

Millones de españoles esperamos la respuesta.

No hay comentarios: