17 mayo 2006

Las 'capillitas' de ZP

La España actual, la preside un gobernante ensimismado con su propio talante creyéndose sus propias mentiras y enamorado como una quinceañera de ciertos dictadores hispanoamericanos.

Es partidista. No tiene en cuenta, no sólo a los que no le votaron, que es la mitad del país; ni tan siquiera, a muchos que le depositaron su confianza y que dos años después, se siente, sinceramente, mal con aquella decisión. España no va bien, quienes dirigen el timón de esta nave, sólo tienen una meta: estar cogidos al timón, no lo sueltan, y el barco va a la derriba.

Un buen gobernante tiene una misión importante: llegar y llevar a buen puerto a todos. Un presidente de Gobierno debe gobernar para la totalidad en primer lugar, debe saber gestionar lo que se le ha encomendado, que por cierto no lo tiene en propiedad, Zapatero no es quién para vender España a trocitos, como lo está haciendo. Debe ser transparente e informar tanto a la oposición como a los ciudadanos de sus decisiones políticas.

Debería consensuar con el mayor partido de la oposición -el PP, repetimos EL PP- todas las propuestas de leyes con repercusión política, económica y social, en todo tipo de materias. Ya se ve, que no, que eso, este Gobierno SOCIATA NO LO HACE.

Este desgobierno de Zapatero se dedica al secretismo y a las capillitas, deja al margen al Partido Popular, con más de diez millones de votos y, se dedica hacer todo tipo de lindezas con los nacionalistas, renunciando aún aquello que es irrenunciable, como el término "nación" para Cataluña, Andalucía; dándoles competencias en materias que otras Comunidades Autónomas no las tienen y marginándolas por no ser de sus siglas. El Gobierno de ZP no vive la igualdad, ni la solidaridad, ni el dialogo, ni los compromisos, con todos los españoles.

Ha discriminado a la sociedad, con ciudadanos de primera, de segunda y hasta de tercera. A quienes no hablan, piensan u opinan como ellos, se les destituye de sus cargos, se les persigue, se les ignoran, ahí está Mena, ahí están medios de comunicación como la COPE, ahí están las masivas manifestaciones de las familias, de educación o de las victimas del terrorismo, por decir o nombrar algo.

A ZP ya no le queda ni talante y creo que NUNCA lo ha tenido; lo que le queda es una sonrisa congelada y petrificada. Quieren hacer balance de los dos años de gestión, y no saben muy bien a quien enviar a los ciudadanos para decir las "malezas" que han hecho y todo lo bueno que han dejado de hacer. No nos puede vender la burra, porque gracias a Dios, los ciudadanos de a pie no son tontos y han visto las torpezas e inutilidades en la gestión, una detrás de otra que este Gobierno socialista hace. Animo a que vayan Ministro por Ministro: Exteriores, Educación, Defensa, Vivienda, Cultura,.., todos han contribuido con una flor hacer una corona funeraria de gestión, están cavando su propia fosa, pero ya se sabe que "sarna con gusto no pica", pero aquí el problema es otro, que están gobernando un país y a mucha gente con unos ideales, con unas tradiciones, con un futuro y una calidad de vida, como pocos países tienen, y lo están llevando a la ruina.

ZP ha hecho que España, -que con el gobierno del PP había conseguido un reconocimiento internacional tanto en su economía como en su comercio-, sufra un bajonazo impresionante, ahora sus amigos socios son la dictadura castrista, el venezolano Gran Mono Rojo Chávez y el futuro boliviano y, sin olvidar a nuestro vecino Marruecos; esas son las capillitas de exteriores y las capillitas de interiores son el Tripartito Catalán y los nacionalistas.

Las miras de ZP son de gran miopía, necesita ir al oftalmólogo; pero los tropiezos son cada vez mayores y el daño irreparable.

Si ZP quiere hacer balance de sus dos años de "capillitas" que lo haga. Otros debemos poner el punto de mira en estos dos años que quedan para conseguir cambiar el Gobierno de la Nación, con el único interés de querer una España que tenga lo que se merece, todo lo mejor y que hoy día, con los socialistas, carece de ello.

1 comentario:

Enrique López Garrido dijo...

Es desesperante no poder hacer nada para terminar con la dictadura de estoy destrozapatrias.