25 mayo 2006

Intencionalidad en la operación política

De la sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid nº 46/2006 se desprende que los policías condenados detuvieron a los militantes para complacer al poder político. Algunos pasajes de la sentencia son muy reveladores de la intencionalidad de la operación política:

-"Al término de tal reunión, Constantino Méndez se reúne con los medios de comunicación y dice que "calculaba que pronto habría identificaciones y detenciones porque había suficientes indicios en la investigación policial" (?) Afirmación que no respondía a la realidad, pues la investigación policial en la tarde del día 24-1-05 no reflejaba ni agresiones al señor ministro, ni identificaciones de clase alguna de participantes en los incidentes."

-"Este Tribunal no tiene elementos para entender que la conducta de los acusados en orden a las detenciones analizadas fuesen sugeridas por instancias superiores a ellos, pero si tiene la leve sospecha que las previsiones o vaticinios de que "pronto habría identificaciones y detenciones", que hizo el excelentísimos señor Delegado del Gobierno en Madrid, tan solo horas antes de aquellas, si bien del día anterior, pudieron haber influido en el proceder de ambos acusados, quienes se olvidaron que son Policía Judicial, sirvieron a fines o criterios que son contrarios a la justicia que propugna un Estado de Derecho e hicieron ciertas las afirmaciones del señor Delegado del Gobierno en Madrid, "practicando identificaciones y detenciones".

-En un momento dado, en torno a las 13 horas de la mañana del referenciado día, entró en la sala de televisión de la Brigada Provincial de Información el comisario acusado, diciéndole el inspector jefe, también acusado, "jefe, no se ve nada". Contestando el jefe de la Brigada que "si el
ministro dice que le han pegado, le han pegado y eso no se cuestiona
".

- "?le cesan y materializan unas detenciones que, aparte de inmotivadas, arbitrarias y abusivas, aparecen como antijurídicas "detenciones de complacencia" o "detenciones mirando al tendido", vulnerando el Estado de Derecho".

- Las afirmaciones de los acusados en la instrucción en orden a que se trató de una detención formal, no material, "para salvaguardar mejor sus derechos", "para protegerles jurídicamente" y "como un plus de seguridad", representa una aberración jurídica , pues toda persona tiene un derecho fundamental a la libertad y a la seguridad, de modo que nadie puede ser privado de su libertad, sino en los casos y en la forma previstos en la ley.

1 comentario:

El Cerrajero dijo...

Es realmente espantosa la violación sistemática de derechos por parte de los $ociata$, casi tanto como comprobar que vivimos en una sociedad zombie.