03 mayo 2006

España se desmorona gracias al desgobierno de ZP

El 2 de mayo, fecha señalada de la historia de España, ha servido para poner encima de la mesa la realidad política en la que ZP nos ha situado. Este 2 de mayo, mientras en la Comunidad de Madrid se celebraba el levantamiento de los españoles contra la ocupación francesa, en Sevilla, el Gobierno de Manuel Chaves ponía en marcha la siguiente entrega de la ruptura de España con la reforma del estatuto andaluz que reconoce a Andalucía como "realidad nacional".

Ese es el verdadero contraste provocado, incitado y animado por el desgobierno del ZP. Mientras en Madrid la presidenta Esperanza Aguirre apostaba por los principios del 1.978 con nación, unidad, libertad y democracia, en Sevilla el presidente Chaves -en cambio- se embarcaba definitivamente en este cambio de régimen que se traduce en la ruptura total de un modelo de España que ha dado muy buenos resultados en estabilidad y prosperidad. Ahora Zapatero, en esta carrera loca hacia el barranco en la que está empeñado, quiere destruir todo lo construido y está dispuesto a llevarlo hasta el final.

Andalucía es la tercera pata del cambio de régimen. Primero fue Cataluña con la reforma de un Estatuto que es una auténtica constitución estatalista y demoledora con la libertad. Más tarde llegó la rendición ante el terrorismo criminal de ETA y ha tenido su primera entrega en el actual alto el fuego de los terroristas, que está demostrando que la sartén la tiene la banda ETA por el mango. Y ahora llega Andalucía, que nunca ha vivido la más mínima reivindicación nacionalista y que gracias a Chaves se ha convertido en el tercer punto de apoyo de la ruptura de España. Andalucía es el tercer paso, pero no será el último. Luego llegará Canarias, Galicia y lo que haga falta. Gracias a Dios, siempre nos quedará la Comunidad Valenciana y Madrid.

El 2 de mayo, fecha histórica por el levantamiento de los ciudadanos de Madrid ante la invasión francesa en un momento (como recordó Esperanza Aguirre) en que la Corona no defendía los intereses de los españoles, se ha convertido en una jornada especial en la que las dos maneras de entender el futuro de España se han puesto de manifiesto. La de Esperanza Aguirre, con libertad, democracia y unidad nacional como condimentos; y la de Chaves, con ruptura, división y destrucción del camino recorrido hasta ahora por todos los españoles desde el año 1.978.

ZP está decidido al derribo de España. No cesa en su intención y en sus objetivos. Lo grave es que lo hace sin contar con los españoles. Sólo lo fundamenta en esa actitud visionaria y trasnochada que sólo nos puede llevar al desastre. Y -¡ojo!- que Andalucía no es el final, es simplemente un paso más.

2 comentarios:

Antonio dijo...

Este gobierno socialísta esta terminando con todo lo bueno, sano y educado que quedaba en España.

Lo que no entiendo es como nadie del PP pone el grito en el cielo DENUNCIANDO (como haria Aznar) todas estas tropelias.

Martha Colmenares dijo...

Estaba pendiente de recordar esta fecha 2 de mayo, el cual quise resaltar ese día con un tema especial pero no alcalzó el tiempo, porque para el caso venezolano constituye una lección de dignidad y valentía que debemos mirar, quizá sea lo que nos permitirá librarnos de la tiranía.

Y vaya que tu escrito me dio muchas señales y abre en mi una esperanza, porque los pueblos cuando se deciden son indetenibles.

Ilustré tu escrito en mi blog con el lienzo de Goya, "la carga de los mamelucos", a través del cual hizo honor a los mártires de este día.

Un abrazo, por el movimiento Anti ZP, Martha Colmenares