02 febrero 2006

Y ahora amenazan a la sociedad española

La ministra Salgado amenaza ahora a los bares pequeños con obligarles a no dejar fumar si no lo prohíben ellos mismos.
Parece ser que como se han cumplido sus expectativas y la mayor parte de los bares pequeños permiten fumar quieren imponer su voluntad a la fuerza. Los hosteleros le han pedido a la ministra que deje de amenazarlos y facilite la creación de espacios libres sin humos.

En otros países como Italia la restricción de fumar en los bares es total independientemente de los metros cuadrados que tengan y más cuando tenemos a un presidente que fuma en su despacho de trabajo y es el primero en incumplir SU ley anti-tabaco.

La Asociación Nacional de Empresarios por la Calidad del Ocio ha reclamado a la ministra de Sanidad y Consumo, Elena Salgado, "más incentivos y menos amenazas" para cumplir la Ley de Medidas Sanitarias contra el Tabaquismo. Los hosteleros han mostrado su "sorpresa" por la intención de la ministra de endurecer la legislación y denunciaron su "falta de respeto" a la industria turística.

La obsesión de la ministra por compararlo permanentemente con el caso italiano, cuando nada de esto está amparado en ningún tipo de evidencia y con la diferencia de que Italia lleva más de diez años de trayectoria en el establecimiento de políticas activas en la lucha contra el tabaquismo frente al enorme retraso legislativo del caso español, donde se ha querido avanzar "a un ritmo poco acorde con la realidad social" del problema del tabaquismo en España.

Señora ministra, por favor ya esta bien de crispar a la sociedad española, creo que la olla a presión está a punto de reventar. Se mire por donde se mire, todo es malestar, errores, sinsentidos. Tema que pretenden arreglar, caso que cagan. ¡Ya esta bien!

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Oh, que bien. Como no les ha salido como esperaban, vamos a joder a toda la peña con otra chorrada más. Ya de paso, que no nos dejen fumar en nuestra propia casa. O mejor aun, que en lugar de cigarrillos normales vendan cigarrillos de chocolate. Ahí seguro que nadie pone pegas.

Walrus dijo...

Lo que me parece increíble de este gobierno es que las personas que tenemos problemas respiratorios tengamos, si es que queremos conservar nuestra salud, nuestra libertad deambulatoria limitada. Con la ley antitabaco lo único que se ha conseguido es que casi la totalidad de los locales se hayan habilitado para los fumadores, de manera que los nos fumadores si queremos acceder a ellos tenemos que arriesgar nuestra salud contra nuestra voluntad. Sin embargo si sucediera como en otros países que también al reclamo de la UE, han producido leyes antitabaco, como Italia e Irlanda, dónde esta prohibido fumar en todos los locales, los fumadores podrían seguir fumando en la calle o en su hogar sin tener porque perjudicar otra salud que no sea la propia.