10 febrero 2006

Los helicópteros Cougar españoles fueron derribados. Bono y ZP mienten



Fue uno de los golpes más duros en la historia militar española. Un siniestro en el que el pasado 16 de agosto murieron 17 militares mientras participaban en las labores de pacificación en Afganistán. En el accidente se vieron inmersos dos helicópteros. Siete segundos antes de que uno de los aparatos se estrellara contra el suelo, un piloto comunicó a su compañero del otro aparato que todo iba bien, que todo iba "cojonudo"

El portavoz de la Asociación Unificada de Militares Españoles ha señalado que "en absoluto" nos damos por satisfechos con las explicaciones dadas por Defensa. Mariano Casado ha demandado que se diga "cuanto antes" lo que ha sucedido y se abandonen hipótesis "contradictorias y poco creíbles", en alusión a la del viento.

Según parece, el Partido Popular tiene en su poder, desde hace muy poco tiempo, una documentación sobre "la caída" de los helicópteros españoles. Los están estudiando y esperemos que dentro de muy poco tiempo salgan a la luz. Parece ser, que esa documentación les ha sido entregada por algún militar/res destinado/s en Afganistán y que hartos de tantas mentiras del gobierno de ZP los hayan entregado bajo mano. Son informes confidenciales, donde se detalla paso a paso lo que sucedió ese fatídico 16 de agosto.

La otra pregunta que sigue en el aire es, ¿donde está el segundo helicóptero? El ministro Bono, dio la orden de  desguazarlo completamente de manera que no se supiera nunca como se encontraba su estado. Esos trozos del segundo Cougar han desaparecido, como tragados por la tierra.

Esa documentación podría demostrar que los dos helicópteros de las Fuerzas Armadas Españolas fueron derribados por fuego enemigo. En el caso de que fuera verdad, el desgobierno socialista tendría otro caso difícil de digerir (como si ya no tuviera bastantes).

Pero este viernes, la COPE ha conocido las declaraciones que, el piloto del segundo helicóptero accidentado, realizó a la Comisión de Investigación Técnica de Accidentes de Aeronaves Militares. En ellas, ha afirmado que realizó un giro brusco porque percibió que al primer aparato le "habían dado". Añade que al salir del helicóptero "escuchó disparos" que llegaban desde la zona del Cougar incendiado y que por eso los soldados de la Brigada Ligera respondieron al fuego, al pensar que "el helicóptero había sido derribado". "Los tiradores salieron y se desplegaron en la zona ante la amenaza del ataque".

Zapatero ha dicho que "desconoce" la información. El ministro de Defensa, directamente, la niega. LEA AQUÍ el informe de la Comisión de investigación de accidentes aeronáuticos.

 

No hay comentarios: