05 enero 2006

La revolución del jersey


España impidió que sicarios de Chávez armados protegieran al líder boliviano El dirigente cocalero llegó a Barajas en un avión del dictador venezolano


El poco diplomático atuendo del indígena mandatario Evo Morales es mera anécdota, ya que no son formas ni maneras de representar a una nación como la boliviana con un suéter a rayas con manchas en las mangas.


La sorpresa de las autoridades españolas al comprobar que en el avión viajaban tres matones venezolanos convenientemente armados para proteger al «hermano» Evo Morales fue mayúscula. No es habitual que un país preste los servicios de seguridad a otro mandatario en un tercer país, y menos si sólo tiene la condición de presidente electo. Por ello, se hizo ver a Morales que los sicarios únicamente podrían entrar en territorio español si no portaban armas, cosa a la que accedieron. Pero no sólo tuvieron que dejar sus pistolas en el avión, sino que tampoco les fue permitido continuar acompañando al mandatario boliviano.


España es uno de los países que más inversión ha depositado en Bolivia  y que después de las palabras de Evo Morales, no han quedado muy tranquilos ya que no queda muy claro el que amenace con expropiar las empresas extranjeras ?Bolivia necesita socios, empresarios, privados, extranjeros, pero no dueños de nuestros recursos naturales?. Evo Morales ha intentado tranquilizar a los empresarios con respecto a su política económica, aunque mantiene su intención de que los hidrocarburos y el agua pasen a ser controlados por el Estado. Morales ha dicho que Rodríguez Zapatero se ha comprometido a visitar Bolivia, aunque no ha asegurado que vaya a estar en su toma de posesión como presidente, el que sí estará según Morales es el Príncipe de Asturias.


Morales tiene previsto entrevistarse también en Madrid con los dirigentes de los sindicatos UGT y CCOO, Cándido Méndez y José María Fidalgo, respectivamente, así como con el coordinador general de IU, Gaspar Llamazares, y mantener un almuerzo de trabajo con la patronal CEOE y empresarios.