15 diciembre 2005

EL PAIS rectifica sobre 'El Prestige'

Las mentiras tienen las patas muy cortas.


El pequeño "detalle" de que la cinta se conocía y que fue
rechazada dos veces por el juez que instruye el sumario de prestige no eran
datos relevantes, claro. Se valen del enorme altavoz mediático que poseen, lo
que pasa es que cada vez menos gente les cree.


Esta vez la trola era muy descarada y muy gorda, casi como
aquella del lobby americano que, según la izquierda, había financiado el
anterior gobierno con 2 millones de $ para que Aznar recibiera la medalla de
congreso de EEUU. ¿Se acuerdan?


A los dos días todo se demostró que era mentira, e incluso
dicho lobby (el bufete de abogados Pipper Rudnick, si mal no recuerdo) amenazó
con acciones legales contra el gobierno ZP. Y el gobierno ZP se echó para atrás
de forma vergonzante. Lo peor de las mentiras es, aparte de levantar falso
testimonio contra una persona, cosa sucia y ruín donde las haya, es que te dejan
en evidencia.

No hay comentarios: