19 diciembre 2005

10.000 PERSONAS EN LA MARCHA DEL INCENDIO DE GUADALAJARA


El padre de una de las víctimas dice que el silencio de Zapatero y Barreda "ha sido un insulto y una humillación"


Manuel Manteca, padre de una de las 11 víctimas del incendio de
Guadalajara, ha declarado, en La Mañana de COPE, sentirse
profundamente "emocionado" por las muestras de cariño recibidas por las 10.000 personas que este sábado se manifestaron por las calles de la capital alcarreña exigiendo "verdad y justicia". "A mi se me cayeron las lágrimas porque te llega al alma el apoyo de la gente" y "ya que no te hacen caso, este apoyo te hace seguir ahí", ha dicho Manteca, quien ha añadido que "ya está bien de que nos tomen el pelo".



El padre de una de las víctimas del incendio de Guadalajara, ha explicado que "le ha llegado al alma el apoyo masivo de la gente" en la manifestación de este sábado a la que acudieron 10.000 personas. Manteca entiende que la ocultación y el silencio de Zapatero y Barreda "ha sido un insulto, una humillación y una tomadura de pelo desde el primer momento" y es que " hay políticos que no pueden tener la conciencia tranquila. Básicamente porque la negligencia que acabó con 11 muertos fue propia de un país tercermundista".



"Tanto insulto, tanto desprecio y tanto abandono" le llevan a pensar, "inevitablemente", que en esos 2 ejecutivos, en el central y el autonómico "hay gente con la cara muy dura y con un estómago muy grande" y que él se queda con el apoyo anónimo pero masivo de los que se manifestaron este sábado. Para Manuel Manteca una descoordinación como la que precipitó la muerte de 11 personas "sólo es propia de países como Tanzania o Gana" para añadir que "la clase política no puede situar a España a esa altura".



Familiares, amigos y vecinos de los once fallecidos por el incendio de Guadalajara del pasado verano se manifestaron este sábado, cuando se cumplen cinco meses del siniestro, en las calles de la capital alcarreña para homenajear a las víctimas del retén anti-incendios. Bajo el lema "Nos faltan 11. No nos olvidéis", las familias han expresado así su recuerdo a las víctimas y han exigido que "se depuren todas las responsabilidades y que se ofrezca la verdad" sobre lo que pasó en la Riba de Saelices el pasado 17 de julio.


A la emotiva marcha, que trascurrió sin que se registrara ningún incidente, acudieron algunos dirigentes populares, entre ellos el líder del Partido Popular de Castilla La-Mancha, José Manuel Molina. No así los socialistas. El presidente de la comunidad castellano manchega, José María Barreda, ya anunció que no acudiría porque  "el presidente de un gobierno -dijo- no tiene por costumbre manifestarse salvo que sea un problema de falta de libertad o de garantías constitucionales en situaciones muy extremas".

1 comentario:

Pukar dijo...

Es una verdadera tragedia no sólo ver como España empieza a pintar menos en Europa que paises hasta ahora poco significativos, y ver cómo el gobierno del más inepto de los presidentes europeos Rodríguez Zapatero, se ocupa desesperadamente por rendir homenajes y resucitar muertos, a los suyos, de la guerra civil, mientras nuestros muertos, los de ayer mismo, los 11 fallecidos en el incendio de Guadalajara o los 17 del helicóptero en Afganistán no significan nada para la izquierda de este país, menos aún los muertos asesinados por el terror de ETA y los del 11 M, el colmo de nuestra tragedia nacional es ver cómo actúa Pachi Nadie en el País Vasco con el apoyo total del Sr Rodríguez. Qué pesadilla, cada vez a peor, el papelón que acaban de hacer en Europa y la falta de ayudas económicas tendrán unas repercusiones difíciles de imaginar. SOS que se vaya este inútil de una vez.